Back to top
Suiza aprueba poner en marcha un proyecto piloto de distribución de cannabis recreativo

El Consejo de Estado suizo ha aprobado este pasado septiembre una propuesta de proyecto piloto de distribución de cannabis recreativo en el país. El proyecto, del que podrán formar parte únicamente consumidores de marihuana con experiencia demostrable, tiene como objetivo analizar los efectos de una posible legalización de la planta en Suiza y comprobar de qué manera funciona el mercado del cannabis y cuáles serían las mejores formas de combatir el mercado negro. La propuesta de proyecto piloto ya había sido aprobada previamente por la Cámara Baja del país —Consejo Nacional— en junio, aunque con algunas diferencias respecto a lo aprobado ahora por el Consejo de Estado.

El proyecto piloto de distribución de cannabis se desarrollará en las principales ciudades de Suiza. Hasta el momento, según señala el diario suizo The Local, los ayuntamientos de Basilea, Berna, Biel, Ginebra y Zurich ya han expresado su interés en formar parte del proyecto piloto. Por su parte, las personas que quieran participar tendrán que probar, a partir de un análisis a una muestra de pelo, que son consumidores habituales de cannabis.

El principal punto de fricción entre la Cámara Baja y el Consejo de Estado suizo en cuanto a este proyecto radica en el origen del cannabis usado. Mientras la Cámara Baja exige que el cannabis sea ecológico y producido en Suiza, el Consejo de Estado ve esto aconsejable, pero no obligatorio, debido a la dificultad de proveerse de este tipo de cannabis.

En Suiza, donde viven 8,5 millones de personas, se calcula que 200.000 son consumidores habituales de cannabis. En 2011, se legalizó en este país la venta y consumo de productos derivados del cannabis que tuvieran un máximo de 1% de THC. La posesión o consumo de otros tipos de cannabis o hachís está sujeta a multas de 100 francos suizos (93 euros).

 

 

Sin embargo, la postura del Gobierno suizo respecto al cannabis es ambigua. En 2018, el Parlamento suizo rechazó una propuesta sobre el uso del cannabis en estudios científicos, aunque con un margen muy pequeño: 96 votos en contra frente a 93 a favor. En ese momento, fueron los votos en masa de los miembros del partido conservador Swiss People y del centrista Christian Democrats los que derribaron la propuesta, que identificaron como una puerta de entrada a la legalización del cannabis. Meses antes, la Oficina Federal de Salud Pública había rechazado también la realización de un estudio propuesto por la Universidad de Bern sobre los posibles efectos derivados de permitir la venta de cannabis en farmacias.

Las últimas elecciones, celebradas en 2019, cambiaron levemente la composición del Parlamento en Suiza. Desde entonces, la suma de estos dos partidos ha perdido una decena de escaños, abriendo la puerta a propuestas para facilitar el acceso a la marihuana. En abril de este año, el Parlamento suizo aprobó una propuesta por la que permitía el cultivo de cannabis para usos médicos en el país y su exportación, permitiendo así que el país helvético se sumase a la carrera por posicionarse en el mercado internacional del cannabis medicinal. El proyecto de ley abría también la puerta a que los médicos prescriban cannabis directamente, sin que los pacientes estén obligados, como estaban hasta entonces, a obtener un permiso de la Oficina Federal de Salud Pública, un requerimiento que hasta entonces solo habían podido cumplir 3.000 personas en todo el país frente a las cerca de 100.000 personas que se calcula que acceden a marihuana medicinal por medios ilegales desde 2006, año en que se aprobó el acceso a cannabis medicinal. La ley aprobada en abril se espera que entre en funcionamiento a mediados del año 2021.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.