Back to top
Argentina aprueba el reglamento que regula el autocultivo de cannabis medicinal y la venta de aceites

Desde el 12 de noviembre, los consumidores de cannabis medicinal en Argentina ya pueden tener acceso a esta planta de forma legal. De acuerdo al reglamento que se ha aprobado el 11 de noviembre con el Decreto 883/202 queregula el acceso a esta planta para investigación y uso médico. El texto legal explica que los consumidores de cannabis medicinal que dispongan de prescripciones médicas podrán inscribirse en el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann), encargado de autorizar el cultivo de cannabis para consumo propio. También podrán comprar derivados de esta planta producidos en el país, importar especialidades que estén registradas en Argentina y adquirir fórmulas magistrales elaboradas en farmacias. Además, el reglamento contempla que las personas que no tienen cobertura social recibirán la cantidad necesaria de forma gratuita por parte de las instituciones públicas.

El reglamento, que fue anunciado en julio por el Ministro de Salud argentino, Ginéz González García, ya había sido valorado por las organizaciones de consumidores de cannabis medicinal.

“Es la reglamentación que esperábamos en el año 2017”, afirma Valeria Salech, Presidenta de Mamá Cultiva Argentina, en declaraciones recogidas por Infobae.

En 2017 Argentina aprobó la ley de 27350, legalizando la investigación médica y científica del cannabis y de sus derivados, pero el acceso de los consumidores a la planta quedaba sin resolver.

El texto introductorio del reglamento recuerda que la Ley 27350 ya contemplaba la creación de un registro voluntario de consumidores de cannabis medicinal a nivel nacional con el fin de facilitar el acceso gratuito a esta planta y sus derivados, pero que nunca se puso en marcha. “Estas restricciones reglamentarias configuraron barreras al acceso del cannabis por parte de la población y en respuesta a esta situación, un núcleo significativo de usuarias y usuarios han decidido satisfacer su propia demanda de aceite de cannabis a través de prácticas de autocultivo, con el tiempo se han organizado redes y creado organizaciones civiles que actualmente gozan no solo de reconocimiento jurídico sino también de legitimación social”, señala el texto del reglamento, en el que se subraya también el riesgo al que se han enfrentado estas personas y sus familiares de ser condenados por tomar un “rol activo” con el fin de atenuar los dolores causados por enfermedades.

 

 

El texto, aprobado con fecha 11 de noviembre y publicado en el Boletín Oficial de la República Argentina a las 00 h de esa misma noche, detalla el “Programa nacional para el estudio e investigación del uso medicinal del cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales”, dependiente de la Dirección Nacional de Medicamentos y Tecnologías Sanitarias, que tendrá como objetivo la difusión del cannabis para uso medicinal, suministrar la planta a los consumidores con receta médica de manera gratuita e impulsar la investigación científica y clínica del cannabis, apoyando la creación de convenios con universidades. Para garantizar el suministro necesario, se autoriza el cultivo de cannabis al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Aunque ya el año pasado desde el ámbito universitario se han puesto a trabajar en la investigación del cannabis, a pesar de que el Gobierno aún no había aprobado un reglamento que facilitara el acceso a esta planta de forma legal. Un reportaje de la web El Planeta Urbano cuenta cómo un grupo de licenciados en la Universidad de Buenos Aires que compartieron clases en la carrera Tecnicatura de Producción Vegetal Orgánica (TPVO) pusieron en marcha en 2019 el denominado Grupo de Estudio y Trabajo en Cannabis (GET Cannabis). Comenzaron con reuniones durante los descansos entre clases y en poco tiempo consiguieron que la universidad les proporcionara un espacio en un huerto destinado a los estudiantes de esta carrera.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.