cannabis-in-germany

Todo lo que necesitas saber sobre la legalización del cannabis en Alemania

Por: Daniel C. Activismo

Cumpliendo su promesa electoral, el Gobierno de coalición alemán está dando los primeros pasos para legalizar la marihuana en todo el país, iniciando una serie de audiencias que ayudarán a dar forma a la legislación para poner fin a la prohibición. Aunque todos los socios de gobierno están de acuerdo, aún no se han discutido los detalles, algo que puede demorar el proceso incluso años. Por ahora, esto es lo que sabemos sobre la transformación del que será el mayor mercado europeo de la marihuana.

Cuando los partidos de centroizquierda de Alemania estaban negociando para crear una coalición de gobierno tras las elecciones federales de 2021, prácticamente lo primero que acordaron fue la necesidad de legalizar el cannabis. Los partidos menores en el pacto, los ecologistas Verdes y los liberales Demócratas Libres, habían estado presionando durante mucho tiempo por la legalización de la marihuana; y los Socialdemócratas del canciller Olaf Scholz, líderes de la coalición, también hicieron campaña para suavizar las leyes sobre el cannabis.

Ahora, la legalización a gran escala parece inevitable, lo que podría traer consigo ingresos fiscales anuales y un ahorro de costes en el sistema judicial y policial de alrededor de 4.700 millones de euros, junto con la creación de 27.000 nuevos puestos de trabajo, según un reciente informe del Instituto de Economía de la Competencia de la Universidad de Düsseldorf.

Este será un movimiento sísmico para Europa. Alemania es el mercado más grande del continente y el país tiene una gran influencia en el desarrollo político y económico de la UE, por lo que la legalización anticipada del cannabis recreativo llevará a otros países de la UE a seguir su ejemplo.

Sin embargo, inevitable no significa inmediato. Si bien Alemania legalizó el cannabis medicinal en 2016, y la posesión personal de marihuana está despenalizada, aún quedan muchas preguntas por responder antes de que el primer porro pueda venderse legalmente.

¿En qué punto se encuentra el proceso?

De momento, Burkhard Blienert, el comisionado para Asuntos de Adicción y Drogas alemán, llevará a cabo una serie de cinco charlas con más de 200 partes interesadas, incluidos médicos especializados en adicciones, asociaciones de cannabis y expertos internacionales. Los resultados se presentarán a fin de mes de junio, sentando las bases para la estrategia de legalización que se espera para el otoño.

¿Quién podrá vender cannabis?

Actualmente, solo las farmacias pueden vender cannabis medicinal en Alemania y parece que eso no debería cambiar para el cannabis recreativo. La Asociación Federal de Farmacéuticos Alemanes ya ha declarado que «con diferentes canales de distribución, será difícil hacer cumplir estándares altos y uniformes de protección al consumidor si no se vende en farmacias”. Pero no todos están de acuerdo. «Las farmacias están ahí para vender medicamentos. De lo contrario, también tendrían que incluir cerveza y cigarrillos en su surtido», ha declarado la Asociación Alemana del Cáñamo.

Según el acuerdo de coalición, el cannabis debe distribuirse en «tiendas autorizadas». Pero aún no se ha definido qué se considera una tienda con licencia. Los grandes jugadores, nacionales e internacionales, sin duda presionarán para ingresar al mercado minorista, que crecerá de 20 toneladas a 400 toneladas de cannabis medicinal y recreativo por año, según un estudio.

¿Quién podrá comprarlo?

El acuerdo de coalición deja bastante claro que solo los adultos deberían tener acceso a las tiendas de cannabis, que deberán ubicarse a distancias mínimas con las escuelas y los centros juveniles para proteger a los menores. La Asociación Médica Alemana está de acuerdo: «Médicamente, una restricción de edad de al menos 21 años (preferiblemente mayor; +25 años de edad) tiene sentido», dijeron recientemente en una declaración escrita.

¿Cómo se regulará?

Para garantizar que la marihuana que se vende sea segura, no solo es necesario que haya vendedores y proveedores de confianza, sino también regular las cepas. “Por lo que muestran los datos, los niveles altos de THC (más del 20%) están asociados con riesgos de salud significativamente mayores, por ejemplo, reacciones psicóticas, que el cannabis con concentraciones bajas de THC», dijo la Asociación Médica Alemana. Por lo tanto, recomiendan un límite de THC del 10 al 15%.

«Tenemos que ofrecer cannabis legal por menos de los precios del mercado negro», ha insistido en diferentes ocasiones el comisionado Burkhard Blienert, quien sugiere una escala de impuestos gradual que haga posible vender cannabis con niveles más bajos de tetrahidrocannabinol (THC) en precios más bajos que los de productos más potentes.

Cuando se trata de suministro, «el modelo holandés no es un modelo para Alemania», también dijo recientemente el comisionado alemán. Los holandeses permitieron la venta de cannabis en cafeterías en 1976, pero no permitieron la adquisición legal y controlada. Blienert no quiere eso para Alemania. «Tenemos que vigilar toda la cadena de suministro… desde el cultivo hasta el comercio y la venta», dijo.

¿De dónde vendrá el cannabis?

Actualmente, Alemania permite el cultivo de cannabis solo bajo condiciones muy estrictas. La planta debe cultivarse en edificios tipo búnker bajo pautas de alta seguridad. Sin embargo, no es sensato ni sostenible cultivar cannabis exclusivamente en interior, por lo que una vez que se legalice el cannabis, estas reglas podrían relajarse para crear mejores condiciones de cultivo para cubrir la demanda.

Ciertos estados alemanes también permiten la importación de cannabis siempre que se cumplan algunos criterios. Y si ese cannabis se refina en Alemania, hoy ya se puede vender como cannabis medicinal.

La Asociación del Cáñamo también exige que se legalice el autocultivo de marihuana en casa: «No tiene sentido enjuiciar a los consumidores por unas pocas plantas de cannabis, mientras en la tienda de al lado todos los días pasan kilos de hierba por el mostrador».

¿Existen obstáculos legales?

Pero no todo es tan verde como parece, porque al legalizar el cannabis recreativo Alemania corre el riesgo de infringir el derecho internacional. La Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961 prohíbe a Alemania legalizar el cannabis recreativo, ya que prohíbe a los estados cultivar y traficar con cannabis sin fines médicos o científicos.

Para evitar infringir la ley, Berlín primero tendría que retirarse de la convención, lo que podría demorarse hasta un año. Alternativamente, Alemania podría optar por ignorar la convención, como Canadá, que no ha sido sancionado por su política de cannabis hasta la fecha, a pesar de las repetidas reprimendas de la Junta Internacional de Control de Estupefacientes.

Ciertos políticos alemanes también podrían poner trabas. Si bien una ley para legalizar el cannabis recreativo podría tener más facilidad para obtener la aprobación del Bundestag (el Parlamento), donde los partidos a favor de la legalización tienen una mayoría, podría tener más dificultades para aprobarse en el Bundesrat (la Cámara alta o Senado) que representa a los estados alemanes a nivel federal. Y los demócratas cristianos de centroderecha tienen una mayoría de bloqueo allí, lo que podría convertirse en un verdadero obstáculo.

Por tanto, los expertos estiman que pasarán dos o tres años antes de que el gobierno proporcione un punto de partida legal para el mercado del cannabis recreativo; las leyes en Alemania suelen tardar hasta un año y medio en pasar de la idea a la implementación, y en este caso es necesario construir un mercado totalmente nuevo, transferido de ilegal a legal. Así que la paciencia de los alemanes, y de toda Europa, será clave para lograrlo con garantías de éxito.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Genética americana

Gelato-K

Desde: 11.00€

Kritikal-K

Desde: 8.50€

Cookies Haze

Desde: 11.00€

Comparte: