La industria del cannabis ya ha generado más de 320.000 puestos de trabajo en EE. UU.

La industria del cannabis ya ha generado más de 320.000 puestos de trabajo en EE. UU.

Por: Teresa Garcia Activismo

En Estados Unidos ya se cuentan más trabajadores en el sector del cannabis legal que ingenieros eléctricos, más que técnicos de emergencias sanitarias y hay casi el doble que dentistas. Así resume el nivel actual del trabajo relacionado con el sector del cannabis el último informe de Leafly y de la consultora Whitney Economics.

Según señala el informe, que fue publicado el 16 de febrero, el número actual de trabajadores a jornada completa en Estados Unidos en el sector del cannabis asciende a los 321.000 trabajadores. Son 77.300 más de los que se contabilizaron en 2020 y casi tres veces más que en 2017, primer año que Leafly empezó a hacer informes sobre este tema ya que, a día de hoy, las estadísticas oficiales de Estados Unidos no recogen este tipo de datos al considerar que estos trabajos siguen siendo ilegales ya que el cannabis aún está incluido en el primer epígrafe de la Ley de Sustancias Controladas, a pesar de que la ONU ya ha reconocido el valor medicinal de la planta.

El aumento de puestos de trabajo en EE. UU. ha ido de la mano de una subida de las ventas de cannabis medicinal del 71% en 2020 respecto al año anterior.

“Cuando la pandemia de COVID-19 golpeó Estados Unidos en marzo, muchos en la industria del cannabis se preocuparon por el posible cierre que esto podría suponer en la industria”, apuntan desde Leafly.

 

 

Sin embargo, tal como explicaron en la presentación del informe, “en vez de esto, los gobiernos de la mayoría de los estados declararon el cannabis como producto básico. Los dispensarios y las tiendas minoristas respondieron ofreciendo ventas online, venta a domicilio y por envío como opciones seguras para los clientes frente a la COVID-19”.

Por estados, California sigue estando a la cabeza con 57.970 puestos de trabajo a jornada completa en el sector del cannabis, un 23,7% más que el año anterior. Hasta allí han viajado en los últimos años miles de personas buscando el sueño americano del oro verde, hacer trimming, que es terminar de arreglar con tijeras los cogollos de marihuana antes de ser llevados a los dispensarios. “Es mucha pasta. Al día puedes hacer perfectamente dos bolsas de 450 gramos, eso son 400 dólares. Multiplícalo por dos o tres meses”, explicaba a Kannabia en 2017 una chica que viajó desde España a Estados Unidos hace varios años.

Colorado, con 35.539 trabajadores, es el segundo estado con más personas asalariadas en el sector del cannabis. Es el estado con más ventas per cápita de cannabis, con 2.280 millones de dólares en ventas y 350 millones en impuestos recaudados por el estado, solo en 2020.

La industria del cannabis ya ha generado más de 320.000 puestos de trabajo en EE. UU.

Florida, con 31.444, es el tercero en número de trabajadores y el segundo en crecimiento desde 2020, un 14,89%. Solo en 2020, en este estado se registraron 170.000 patentes de marihuana medicinal. Desde Leafly apuntan que, si este estado termina legalizando el cannabis recreativo, el número de trabajos relacionados con el sector se duplique. Tras Florida, el siguiente estado con más trabajadores es Arizona, en donde la primera tienda de cannabis para adultos acaba de abrir en enero de 2020 después de que noviembre fuera uno de los cuatro estados de EE UU que aprobaron el cannabis recreativo en un referéndum celebrado a la vez que las elecciones presidenciales.

Washington, que legalizó el cannabis recreativo en 2016, es el quinto estado, con 19.873 trabajadores.

En Michigan, que es el sexto estado con más trabajadores en 2020, con 18.000 y el tercero con más crecimiento —9,21%—, el informe señala que ya hay más personas que trabajan en el cannabis legal que policías. Este estado decidió legalizar el cannabis recreativo en diciembre de 2019. “En un estado conocido por su industria automovilística, el número de trabajadores del cannabis es ya casi igual al de mecánicos”, añade el informe.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Comparte: