Back to top
Máquinas expendedoras de productos legales de CBD en la República Checa

La República Checa se convierte en uno de los países punteros en Europa en la venta de productos de CBD, poniendo en marcha una novedosa manera de hacerlo: máquinas expendedoras. Un total de cincuenta de estas máquinas de la compañía CBDmat podrán encontrarse en las ciudades más importantes del país, de manera que los consumidores podrán adquirir de forma sencilla y cómoda algunos productos básicos, como aceites de CBD, gotas o desinfectantes de cáñamo, además de cogollos. Estás máquinas ya están siendo utilizadas con éxito, en otros países como Polonia y Austria, donde gozan de una gran aceptación.

Desde la compañía afirman que se espera ampliar la oferta en una segunda fase y así poder ofrecer al público una mayor variedad de productos de CBD para uso exclusivamente terapéutico. Los productos ofertados contienen bajas dosis de THC, por debajo del 0,3%, como establece la ley. En CBDmat sostienen que están interesados, precisamente, en ofrecer productos que proporcionen al consumidor beneficios para su salud y bienestar, como son los antiinflamatorios, analgésicos, antioxidantes o sedantes, entre otros, ya que su interés se enfoca en un mercado de cannabis con un bajo contenido de THC. De hecho, en estas máquinas se comercializa flor de cáñamo en un envase opaco con tres gramos del producto, el precio es de treinta euros de media y se advierte que los productos no están diseñados para fumar sino para vaporización o bien como ungüento.

 

 

El cannabis para uso terapéutico en la República checa es legal desde 2013, y puede ser prescrito por un médico para determinadas enfermedades. También desde 2015 son legales los productos de cannabis cuyo contenido de THC se mantenga por debajo del 0,3%. Así mismo, la compra de estos productos en las máquinas expendedoras, están restringidas a mayores de 18 años y los productos se venderán envasados en recipientes opacos y etiquetados como “artículos de colección”. De esta manera se espera eludir las leyes respecto a las ventas de CBD y evitar entrar en conflicto con esta actividad. En su Código Penal se establece que el consumo de cannabis no es delito, por lo que la posesión de pequeñas cantidades está despenalizada. Desde 2010, la cantidad para uso personal, se estableció en un máximo de 15 gramos de cannabis y en el caso de cultivo, un máximo de cinco plantas.

René Sirý, gerente de CBDmat, la compañía responsable de la implementación de las máquinas expendedoras, cree que en un futuro estas máquinas podrían encontrarse en gimnasios, hoteles o aeropuertos, del mismo modo que ya existen otras máquinas similares para adquirir refrescos, dulces o snacks.

La República Checa es uno de los países en Europa, junto con Francia, con un mayor número de consumidores de cannabis, por lo que parece una buena elección que sea precisamente aquí donde CBDmat implante sus máquinas expendedoras.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.