Back to top
Is the US Attorney General crusading against the marijuana industry?

Casi la tercera parte de las investigaciones sobre fusiones llevadas a cabo por la División Antitrust del Departamento de Justicia de Estados Unidos en 2019 tuvo como objetivo la industria del cannabis. En total fueron nueve de las 22 investigaciones realizadas el pasado año por esta oficina. Así lo ha afirmado John Elias, trabajador de esta institución. Elias causó un escándalo a finales de junio al afirmar que la persecución realizada desde esta división sobre la industria del cannabis estaba relacionada con la animadversión que el actual fiscal general de Estados Unidos, William Barr, tiene a esta planta.

Según denunció el funcionario, Barr estaba provocando el despilfarro de recursos de este departamento, en el que en ese momento las investigaciones relacionadas con la industria del cannabis suponían “cinco de las ocho investigaciones de fusiones activas en la oficina que es responsable de los sectores de transporte, energía y agricultura de la economía estadounidense”.


John Elias

 

“Las investigaciones fueron tan numerosas que personal de otras oficinas fue contratado para ayudar, incluidas las oficinas de telecomunicaciones, tecnología y medios”, añadía Elias, que ha trabajado en este departamento durante 14 años.

Este trabajador afirma también que en marzo de 2019, el fiscal general convocó a los altos cargos de la División Antitrust a una reunión que llevaba por título “Revisión de la fusión de la industria de la marihuana” y en la que ordenó al personal de la división a hacer un informe sobre la fusión de las empresas MedMen y Pharma Cann en la que se concluyó que “era poco probable que planteara problemas significativos en cuanto a competencia” que justificaran una segunda solicitud de investigación. Según publica Marijuana Moment, estas investigaciones impulsadas por el fiscal general habrían influido en la paralización al menos de la fusión de MedMen y Pharma Cann, una operación que se trabajó durante diez meses y que ascendía a los 682 millones de dólares.

 

 

Pocos días después de las declaraciones de Elias, según publica Marijuana Moment, más de 30 miembros de la Cámara de Representantes —institución equiparable al Congreso— presentaron una resolución en la que pedían una investigación sobre la actuación de Barr por “abuso de poder”.

Barr, nacido en Nueva York hace 70 años, comenzó su carrera con 23 años en la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés). En 1989, con la Administración de George Bush padre, fue designado fiscal general adjunto en el Departamento de Justicia de Estados Unidos, y, entre 1990 y 1993 fue fiscal general, cargo al que volvió en febrero de 2019 con la presidencia de Donald Trump. Recientemente, Barr, al igual que el presidente Donald Trump, ha sido denunciado por colectivos vinculados a Black Lives Matter por el uso de gas pimienta y balas de goma contra los manifestantes que en junio salieron a las calles en protesta por la impunidad policial a raíz de la muerte de George Floyd.

La actitud por parte de Barr hacia el cannabis hasta ahora no había sido de expreso rechazo. En abril de 2019, pocos meses después de asumir el cargo de fiscal general, Barr expresó en el Senado estadounidense su rechazo a la situación actual que vivía el país en cuanto a esta planta y abogaba por una ley federal que reforzara su control.

“Personalmente, aún estaría a favor de una ley federal uniforme contra la marihuana, pero si no hay suficiente consenso para lograr eso, entonces creo que el camino a seguir es permitir un enfoque más federal para que los estados puedan tomar sus propias decisiones en el marco de la ley federal, para no ignorar así la ley federal”, afirmó entonces.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.