Back to top
Argentina legalizará el autocultivo de cannabis medicinal

El Ministerio de Salud de Argentina ha presentado el borrador del reglamento con el que se legaliza el autocultivo de marihuana terapéutica y la venta en farmacias de aceites de cannabis. El anuncio, realizado por el ministro Ginés González García el pasado 15 de julio a las organizaciones cannábicas, médicos, docentes y científicos que integran el Consejo Consultivo Honorario, organismo creado por la Ley 27350 de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, descriminaliza, después de 80 años, el cultivo de cannabis. El proyecto de ley deberá ahora ser aprobado por ese consejo antes de ser remitido al presidente argentino, Alberto Fernández, y ser publicado en el boletín oficial del país.

El país andino aprobó hace ya tres años la ley que permite el consumo de cannabis medicinal. La Ley 27350, aprobada el 29 de marzo de 2017, consta de 17 artículos en los que se regulan la producción pública de cannabis terapéutico y la investigación en este campo. Además, crea las instituciones encargadas de desarrollar las condiciones legales para el acceso a esta planta, pero sin resolver en ese momento las condiciones en las que los consumidores podrían conseguir cannabis medicinal.

“Es un día importantísimo para demostrar que se puede gestionar de cara a la sociedad”, afirmó González García por teleconferencia.

El nuevo reglamento contempla el cultivo a nivel personal y colectivo para usuarios individuales, investigadores y pacientes registrados en el programa de cannabis “Reprocann”, institución que, desde mayo de este año, se dedicó a reunir firmas que apoyaran una carta enviada a diputados, juristas y cargos políticos, tanto nacionales como locales, para reclamar la legalización del autocultivo de cannabis terapéutico. El borrador no habla aún de las cantidades que se permitirán.

 

 

Actualmente, y hasta que se apruebe definitivamente el reglamento, la posesión de semillas y plantas de cannabis, incluido el consumo particular y terapéutico, está castigado con penas de hasta 15 años de prisión. Sin embargo, desde 2009, el consumo recreativo y la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para consumo personal y en locales privados está despenalizado. Fue una sentencia del Tribunal Supremo de este país la que suprimió el segundo párrafo del artículo 14 de la Ley de Estupefacientes, que hasta entonces castigaba el consumo o la posesión con penas de entre un mes y dos años de prisión. Esta sanción se podía sustituir con talleres educativos o tratamiento de la adicción. La sentencia del Alto Tribunal sobre el caso Arriola, que toma como nombre el de una de las personas implicadas, absolvía a cinco jóvenes que habían sido previamente condenados a penas de entre dos meses y seis años de prisión por menudeo y tenencia de estupefacientes.

El reglamento que se está tramitando también contempla la venta en farmacias de aceites de cannabis elaborados a partir de fórmulas magistrales en los mismos establecimientos, y amplía el acceso a todos los pacientes con dolencias para los que esta planta pueda tener efectos positivos, eliminando así la limitación anterior a enfermos con epilepsia refractaria. Además, impulsa la provisión gratuita para aquellos pacientes que no tengan cobertura de salud privada y la investigación con fines terapéuticos de la planta mediante programas de extensión universitaria con convenios con instituciones académico científicas, organismos públicos y privados y con organizaciones no gubernamentales.

“Es la reglamentación que esperábamos en el año 2017”, afirma Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva Argentina, en declaraciones recogidas por Infobae. “El reconocimiento del autocultivo protege a cultivadores solidarios, usuarios y mujeres cuidadoras que encontramos en la planta la solución a mucho dolor, a costa de nuestra seguridad y de ser criminalizadas por un sistema que, hasta hoy, nos invisibilizó y nos persiguió”, concluye.

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.