Back to top
Uruguay duplica las ventas de cannabis recreativo

Dos semanas después de abrir la venta de cannabis recreativo en farmacias en Uruguay (el 19 de julio), sus ventas han ascendido de cinco mil a casi diez mil clientes. Esta medida, junto al incremento de cultivadores y los socios de clubes cannábicos ha supuesto que unos 17 mil uruguayos hayan abandonado el mercado narco desde entonces.

La propuesta gubernamental se aprobó en aras de luchar contra el mercado negro y el narcotráfico, y estos números avalan tal decisión. Lo que hasta hace poco era un tema tabú, parece estar traspasando los prejuicios de la sociedad. La cantidad prácticamente se duplicó: pasó de 4.959 a 9.221 fumadores inscritos, lo que significa un incremento del 85% (dato actualizado el 30 de julio por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) de Uruguay).

A los 16 comercios que ya venden marihuana de uso recreativo de forma legal se están atendiendo y procesando nuevas solicitudes de adhesión de farmacias al sistema, por lo que la cantidad de puntos de acceso en diferentes lugares del país aumentará progresivamente. Se estima que al menos unas 20 nuevas farmacias se sumen a la venta del cannabis recreativo.

Según informe de Monitor Cannabis, existen 160 mil uruguayos consumidores de cannabis, de los cuales 55 mil son habituales. Desde la sanción de 2013 tienen tres vías legales para consumir cannabis: el autocultivo, los clubes cannábicos y ahora las farmacias. Lo que ayuda a disminuir las cifras de compradores en el mercado del narcotráfico. Unos 17 mil uruguayos compran su producto bajo control del Estado.

Las farmacias venden por ahora dos variedades de cannabis en bolsas de 5 gramos. Se trata de las genéticas Alfa 1 y Beta 1, sativa e índica respectivamente, que tienen apenas un 2% de su componente psicoactivo (el THC) y entre 6% y 7% de CBD (una molécula que aplica mejor para el uso medicinal y no es psicoactiva). 

Para ser adquirente en Uruguay es necesario tener más de 18 años y ser residente de ese país. Los inscritos conservan la privacidad de su identidad; para comprar en las farmacias sólo necesitan apoyar uno de sus dedos en un lector de huellas dactilares. El sistema informático registra al usuario y las cantidades que compra.

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados políticos. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.