Back to top
Addiction or tolerance, withdrawal or desire?

Tras varios años de consumo cualquier persona puede desarrollar una adicción. Cuando este consumo se convierte en hábito, y si la ingesta es tan habitual que se convierte en sistemática, puede dar lugar a una mayor tolerancia de la sustancia en cuestión. Dichos factores pueden derivar en un deseo de consumir una mayor cantidad para alcanzar los efectos deseados, y por consiguiente, ocasionar un trastorno adictivo, dependiendo de una serie de circunstancias.

Cuando hablamos de síndrome de abstinencia nos referimos a los síntomas que provoca la interrupción del consumo de alguna sustancia en nuestro organismo. En el caso de la marihuana, el síndrome de abstinencia es mucho más leve que el de otras drogas, incluidas otras más comunes como el alcohol. De hecho, el síndrome de abstinencia del alcohol, conocido como Delirium Tremens es uno de los más graves, llegando a tener consecuencias como la muerte.

El cese del consumo puede afectar a cada individuo de manera diferente, dependiendo de diversos factores como el nivel de consumo, la edad o el metabolismo del consumidor así como de varios factores sociales de la vida cotidiana. Aquellos consumidores que llevan fumando marihuana durante muchotiempo y han mantenido un nivel de consumo más similar a una adicción, experimentan efectos secundarios más graves que los que usaron marihuana de manera más moderada o durante menos tiempo. Los síntomas de abstinencia de cannabis incluyen ansiedad, irritabilidad y trastornos en el estado de ánimo. También se pueden presentar otros problemas como la disminución del apetito y alteraciones del sueño, o síntomas similares a aquellos que se presentan enlas enfermedades infecciosas leves como la gripe, sudoración excesiva, escalofríos o nervios. Una vez que estos síntomas aparecen, no se puede hacer nadapara aliviar el malestar que puede derivar de la abstinencia. En la actualidad se están realizando estudios para emplear tetrahidrocannabinol (THC), uno de losprincipales cannabinoides de la marihuana, como un posible remedio para ayudar a aquellos que deciden parar el consumo de marihuana. El objetivo es paliar los síntomas de abstinencia para contribuir a que la experiencia sea lo menos traumática posible. Además, también existen programas profesionales de desintoxicación y tratamiento adecuados. Aunque es importante señalar que a día de hoy no hay evidencia de que los consumidores habituales de marihuana desarrollen una dependencia fisiológica como sí es el caso de otras sustancias como la cocaína y los opiodes.

 

 

El THC ha sido identificado como el componente de la planta de cannabis responsable de producir esta posible dependencia. Curiosamente, si alguien es fumador de cannabis habitual y consume lo suficiente todos los días, no es probable que presente síntomas de abstinencia. Esto es debido a que el THC es lipofílico y se une a las células de la grasa, por lo que es eliminado del organismo muy lentamente siendo la causa por la que apenas se muestran síntomas de abstinencia de forma inmediata. Los síntomas no suelen mostrarse hasta un día después de dejar de consumir, alcanzando su máximo apogeo unos tres días después aproximadamente.

En cuanto a la tolerancia al consumo de cannabis, hablamos de un espectro muy amplio y con multitud de factores que juegan un papel relevante. Los consumidores habituales desarrollan una tolerancia a la marihuana en la mayoría de los casos. Si se desarrolla una alta tolerancia a cualquier sustancia, dejaremos de notar esos efectos y será necesario aumentar la dosis para tener los efectos que se esperan. Realmente es una cuestión de hábito, si el consumidor se acostumbra a un consumo regular de una cierta cantidad de hierba, experimentará una alta tolerancia a sus efectos. El organismo desarrolla rápidamente tolerancia a las sustancias que se consumen habitualmente. Por supuesto, este factor de tolerancia siempre va a estar sujeto a factores como la cantidad y frecuencia de consumo, el género del sujeto, los niveles y la potencia de THC de la marihuana y como no, el índice de masa corporal. Para aquellos que fuman o consumen regularmente, un descanso de tolerancia, o sea un descanso de consumo, a la marihuana es una excelente manera de restablecer el organismo y luchar contra la tolerancia para poder obtener los efectos deseados. La investigación ha demostrado que los receptores CB1 en el cuerpo se rejuvenecerán y repondrán después de dos días de una ruptura de tolerancia (descanso de consumo) y continuarán durante tres o cuatro semanas.

Los resultados de los estudios han demostrado que las consumidoras de cannabis pueden llegar a desarrollar una tolerancia con más rapidez que los hombres y a veces, una mayor sensibilidad a los efectos de la planta. Aunque las causas para esto no están aún claras, es posible que los niveles de estrógenos desempeñen un papel importante.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.