Back to top
Aprende a preparar la tierra para cultivo exterior

A la hora de realizar un pequeño autocultivo no debemos olvidar cómo de importantes resultan una serie de factores que en ocasiones no se suelen tomar en cuenta todo lo que se debería para asegurar el éxito. Resultará vital elegir adecuadamente la tierra para marihuana que se utilizará. 

Una de las opciones más aconsejables es elegir tierra para el cultivo de marihuana en exterior por las ventajas que puede presentar. La tierra permite corregir los valores de pH del agua utilizada para los riegos, en los casos en los que no tenga u pH óptimo. También es posible corregir los excesos en los abonados. Sin embargo, no será cualquier tierra la ideal para el cultivo de marihuana. Se deberá buscar una tierra que tenga una conductividad eléctrica (EC) y ratio de retención de agua correctos para que las raíces puedan absorber los nutrientes que necesitan.

Las tierras comerciales serán la opción más fácil y cómoda, ya que no será necesario realizar mezclas y ya vienen preparadas con sus proporciones ideales de nutrientes. Se puede hacer una diferencia entre dos tipos de tierras, las denominados light mix, que llevan incorporado un ligero abonado y las denominadas all mix, con un abonado más completo y que tiene función preventiva, ya que intentan suplir carencias que puedan aparecer en el futuro. Este tipo de tierra se realiza normalmente una mezcla de turba con otros aditivos, como suelen ser perlita, humus o guano para enriquecer la mezcla.

Si el cultivador es una persona más experimentada, podría tomar la decisión de realizar su propia mezcla a la hora de plantar marihuana exterior. Para ello sería necesario conocer bien las condiciones en las que se desarrollará el cultivo. Para cultivos en lugares fríos, el sustrato para plantar marihuana deberá ser aislante y que proteja la raíz del frio. Para ello, el sustrato debería contar con la proporción adecuada de perlita y vermiculita. Si por el contrario, se trata de un autocultivo en climas más cálidos, la mezcla debería ser capaz de retener más humedad y tener una mayor proporción de turba negra y rubia. 

Las indicaciones que se dan en este artículo deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Que el cultivo sólo lo puede ser para el consumo y abastecimiento propio.
  2. Que el uso y la finalidad del autocultivo ha de ser terapéutica.
  3. Que la plantación debe llevarse a cabo en la intimidad. Ídem en cuanto al consumo.

Si no vives en una zona muy fría del planeta, quizás te interese comprar semillas marihuana autoflorecientes para plantarlas en el exterior.

¡Esperamos que te haya servido de ayuda nuestro artículo!

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.