Back to top
Colombia threatens Canada’s dominance in the export of cannabis

Canadá es el segundo país del mundo, tras Uruguay, en el que el cannabis es completamente legal (el resto de países establecen legalizaciones parciales) desde que en 2018 se legalizara totalmente su producción, comercialización y uso. Y también es el principal exportador. Pero la reciente apertura de Colombia a la exportación puede suponer una clara amenaza para mantener ese estatus, con todas las pérdidas que ello conllevaría.

El pasado agosto entraba en vigor en Colombia el decreto firmado en julio por su presidente, Iván Duque, sobre el acceso seguro e informado al uso médico y científico del cannabis, lo que permite su uso industrial, tanto la fabricación de productos textiles y alimentarios, como la exportación de flor seca, prohibida hasta ahora, así como la producción y distribución. La principal ventaja, y la más evidente, con la que contaría el país andino frente a Canadá es la climática. Por su especial situación geográfica sobre la línea del ecuador, cuenta con unas doce horas diarias de luz natural y unas más que óptimas condiciones de temperatura y humedad, con muy pocas fluctuaciones a lo largo del año.

El coste final de producción, incluida la mano de obra, también es mucho más ventajoso: si en Estados Unidos o Canadá el cultivo de un gramo de marihuana puede llegar a suponer un coste de alrededor de dos dólares, en Colombia puede conseguirse por apenas seis centavos de dólar. Por si eso fuera poco, Colombia es el segundo exportador mundial de flores, solo por detrás de Países Bajos, lo que le confiere una notable experiencia a la hora de embarcarse en esta nueva aventura industrial a nivel global. Pese a ello, cuenta también con la desventaja de una ley todavía estricta, que solo concede un número muy limitado de licencias para cultivar cannabis, frente a una ley mucho más laxa en Canadá, el que sería su principal competidor.

 

 

Lo que sí es innegable es el enorme potencial económico que podría suponer para el país andino: si en 2020 las exportaciones de cannabis medicinal fueron de más de cinco millones de dólares, se estima que para 2030 puedan llegar a situarse por encima de los 1.700 millones (según la agencia gubernamental de promoción de los negocios ProColombia). Las previsiones más optimistas situarían la cifra de negocio por encima de los 2.500 millones de dólares, superando incluso las cifras alcanzadas en el sector del café, lo que implicaría unos 44.000 puestos de trabajo aproximadamente.

El propio presidente colombiano, al anunciar en julio que Colombia permitiría la exportación de la flor de cannabis (la flor seca es la forma más esencial del cannabis y la que mejor se puede utilizar, cuyo mercado se sitúa por encima del 50% de las ventas totales de cannabis medicinal a nivel mundial) estimaba un potencial económico de miles de millones de dólares para el país. Justo al día siguiente, las acciones de empresas de cannabis canadienses caían en bolsa. Al mismo tiempo, más de 500 millones de dólares en inversión extranjera fueron atraídos a Colombia.

Esta promesa económica para Colombia en el reparto del mercado del cannabis se remonta a 2016, durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, cuando ya se aprobó una regulación por la cual se permitían usos medicinales y científicos. Se trataba de una regulación muy estricta mediante licencias otorgadas por los Ministerios de Salud y Justicia. Ahora, la nueva norma firmada en julio por Duque, va más allá y permite a Colombia la posibilidad real de colocarse a la cabeza de las exportaciones. Será necesario tiempo e inversión, pero el país parece dispuesto a entrar con fuerza en el negocio internacional del cannabis.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.