/es/blog/como-dominar-el-arte-del-trasplante-de-cannabis
A cannabis plant being transplanting

Cómo dominar el arte del trasplante de cannabis: una guía completa hacia el éxito

Por: Contributor Cultivo

Si buscas aprovechar al máximo tu cultivo de cannabis, el trasplante es un paso clave para lograrlo, ya que permite un mayor desarrollo del sistema radicular de las plantas y una absorción de nutrientes más eficiente. Pero, ¿cuándo deberías trasplantar el cannabis y cómo deberías hacerlo? Sigue leyendo para aprender más sobre cómo realizar este proceso en el momento adecuado.

El trasplante de una planta de cannabis es más que una simple tarea de jardinería: es un rito de iniciación en el fascinante viaje del cultivo. Así como un niño en crecimiento requiere zapatos más grandes con el tiempo, una planta de cannabis saludable exige más espacio para estirar sus raíces. Al garantizar un trasplante oportuno y cuidadoso, los cultivadores no solo evitan que sus queridas plantas limiten el espacio para sus raíces, sino que también preparan el escenario para un ciclo de crecimiento vigoroso.

Porque cuando cultivas cannabis, normalmente tienes un objetivo en mente: cultivar las plantas más fuertes y vitales posibles. Y una técnica para conseguir este objetivo es trasplantar las plantas de cannabis a macetas más grandes durante todo su ciclo vegetativo. Así que a continuación cubriremos todo lo que se debe y no se debe hacer al trasplantar con éxito plantas de marihuana.

¿Qué es el trasplante de cannabis?

Trasplantar es simplemente el proceso de trasladar una planta de un medio de cultivo a otro. Esto puede implicar transferir tus plantas de una maceta más pequeña a una más grande o incluso directamente al suelo en exterior. Al trasplantar tus plantas, es importante prestar atención a varios factores, como el tamaño de la nueva maceta, los niveles de nutrientes, el pH del suelo o la cantidad de luz que reciben.

Lemon Haze Auto

Si buscas una experiencia de marihuana energizante y refrescante, la semilla Lemon Haze Auto es la elección perfecta para ti. Con un alto contenido de THC (+18%), Lemon Haze Auto ofrece un sabor muy cítrico y refrescante. Es muy fácil de cultivar, lo que la hace adecuada para cultivadores principiantes y experimentados por igual.

Beneficios de trasplantar el cannabis

Unas raíces fuertes y gruesas significan flores grandes y potentes. Debido a que las raíces se expanden en el medio de cultivo para buscar nutrientes y oxígeno, cuando llegan al borde de una maceta comenzarán a rodearla para enredarse siguiendo el contorno de la misma. Esto significa que las raíces atrapadas esencialmente se ahogan y dan lugar a plantas enfermizas, menor desarrollo de las flores, enrojecimiento del tallo, una apariencia caída e incluso a un crecimiento atrofiado o detenido por completo.

Al trasplantar a macetas más grandes a medida que las plantas crecen, puede darles a las raíces suficiente espacio para estirarse y mantenerse saludables, lo que dará como resultado una mejor absorción de nutrientes de manera más eficiente. También ayuda a prevenir enfermedades o plagas que pueden ocurrir en suelos envejecidos por el uso.

Además, trasplantar cannabis en el momento adecuado puede ayudarte a perfeccionar tu ciclo de riego. Con el tamaño de maceta justo, no es necesario regar la planta más de lo necesario para garantizar que las raíces obtengan los nutrientes y el agua adecuados, algo que no sería posible si el recipiente fuera demasiado pequeño o demasiado grande.

¿Cuándo debo trasplantar las plantas de cannabis?

Como muchas cosas en el cultivo de cannabis, elegir cuándo trasplantar plántulas de marihuana o plantas en estado vegetativo es en gran medida intuitivo, con algunas señales a tener en cuenta para decidir cuál momento es el adecuado. Normalmente, los cultivadores trasplantarán las plantas de cannabis al menos 1 o 2 veces.

  • Por ejemplo, es necesario trasplantar una plántula de una maceta pequeña a una maceta de mayor capacidad cuando ha crecido de 1 a 2 semanas en un cubo de lana de roca o en una maceta inicial de semillero.
  • En caso de que la plántula no se haya trasplantado a su maceta definitiva, otro buen momento para hacerlo es cuando hayan desarrollado un sistema de raíces robusto y varios nudos: por lo general, una vez que tengan a partir de tres nudos o alrededor de cuatro a cinco juegos de hojas, pero puede variar según la cepa. Las plantas también se pueden trasplantar en fase vegetativa, como muy tarde, 2 semanas antes de la floración, pero esto es mucho más arriesgado.

También puedes realizar un trasplante si lo que buscas es tener tu propio bonsái de marihuana, tal y como vimos hace unos meses en este mismo blog. Las combinaciones de macetas originales con la planta de cannabis pueden dar un toque único e inigualable a cualquier estancia.

¿Se puede trasplantar una planta de cannabis en flor?

No se debe trasplantar cannabis cuando esté en floración, ya que durante esta fase la planta transferirá sus reservas de energía a las zonas de cogollos y no tendrá suficiente energía para el desarrollo de las raíces. Además, la planta no tendrá suficiente energía almacenada para recuperarse del impacto, lo que aumentará las posibilidades de que el rendimiento se vea comprometido.

Roots in a need of a transplant
Aspecto de unas raíces sanas, pero que están pidiendo a gritos un trasplante

¿Cómo saber que ha llegado el momento de trasplantar?

El momento del trasplante también puede variar dependiendo del tamaño exacto de la planta, la capacidad de la maceta o el espacio del cuarto de cultivo. Aquí tienes algunos indicadores a tener en cuenta:

  • Controla el tamaño de la planta o el número de nudos: si una planta parece demasiado grande para la maceta en la que se encuentra, es probable que sea el momento de trasplantarla. También querrás observar la cantidad de nudos para determinar el momento del trasplante de cara a prepararla para la fase de floración.
  • Utiliza el ciclo de vida como referencia: de manera similar, también puede usar el tiempo del ciclo de vida de tu planta como una forma de decidir cuándo trasplantar. La mayoría de los cultivadores trasplantan automáticamente cuando pasan de la etapa de plántula a la etapa vegetativa y de la etapa vegetativa a la floración.
  • Verifica el desarrollo de las raíces desde los orificios de drenaje: si ves raíces que salen por el fondo de la maceta a través de los agujeros de drenaje, definitivamente es hora de trasplantar. Con las macetas de tela, esto puede resultar más difícil de ver, ya que a medida que las raíces llegan al borde de la maceta de tela, las puntas expuestas se podan naturalmente. Por lo tanto, asegúrate de estar atento a signos como hojas caídas o manchas amarillentas, que no sean causados ​​por una deficiencia de nutrientes.
  • Secar o volcar las macetas: cuando el medio de cultivo se seca rápidamente, significa que la planta está bebiendo más agua de la que la maceta puede contener y esto puede provocar que se vuelquen, lo que puede causar un estrés innecesario a la planta. Si notas que el sustrato se seca más rápido de lo habitual, probablemente sea el momento de trasplantar.

¡Nuevo lanzamiento! - RS11 (Rainbow Sherbet #11)

Sumérgete en el mundo de una verdadera cepa para amantes del THC... Siendo capaz de superar el 30% de THC, RS11 (o Rainbow Sherbet #11) es un testimonio de la magia de la tierra y un recordatorio de que hay una inmensidad de belleza y misterio esperando a ser descubierta, incluso en las cosas más pequeñas.

¿Cómo hacer un trasplante de cannabis con éxito?

Por supuesto, ten en cuenta que existe el estrés por trasplante de cannabis, lo que puede provocar un retraso o un crecimiento defectuoso y afectar negativamente la salud general. Pero a continuación te mostramos los pasos básicos para un trasplante de cannabis con garantías de éxito:

Elige la maceta adecuada

Una maceta demasiado pequeña restringirá el crecimiento de las raíces de la planta, mientras que una demasiado grande puede provocar exceso de humedad y retraso en el crecimiento. Como guía, siempre querrás asegurarte de duplicar el tamaño de la maceta a la que trasplantarás. En general, estos son los tamaños recomendados para la altura de las plantas a medida que crecen:

Altura de la planta (cm)Volumen de la maceta (L)
0 – 150,5
15 – 304
30 – 6011
60 – 10020
100 – 15040
150 – 30075

Prepara la nueva maceta

Antes del trasplante, es importante esterilizar la maceta para evitar posibles enfermedades o plagas. Límpiala con una solución de lejía suave y enjuágala bien con agua. Antes de trasplantar, llénala con una base ligera de tierra/medio que debe estar fertilizado y tener un pH similar al del sustrato en el que se encuentran las plántulas para evitar un shock. Puedes espolvorear micorrizas sobre la tierra nueva, que es un hongo beneficioso que promueve la absorción de nutrientes por las raíces y un crecimiento óptimo en general.

Riega la planta antes del trasplante

Asegúrate de que tu planta esté bien hidratada antes del proceso, lo que facilitará establecer las raíces en su nuevo entorno (unas dos a tres horas antes de hacerlo). La cantidad de agua debe ser suficiente para humedecer las raíces sin ahogarlas. Es más fácil trasplantar plantas de cannabis cuando el medio está húmedo pero no demasiado mojado.

Retira con cuidado la planta de la maceta vieja

Puedes hacerlo dándole la vuelta y golpeando el fondo con la mano. A partir de ahí, la planta se deslizará lentamente fuera de la maceta. Si tienes problemas para sacarla, haz todo lo posible por no perturbar las raíces: aprieta ligeramente los lados de la maceta e inclina la planta boca abajo para retirarla con cuidado y lentamente. Si la planta tiene raíces unidas o enredadas, usa los dedos para aflojarlas suavemente. Evita cortar las raíces a menos que estén gravemente dañadas o enfermas.

¡Nuevo lanzamiento! Amnesi-K Haze

Nuestra increíble estabilización de este clásico imperecedero es un tapiz tejido con hilos de culturas y tierras lejanas, ya que procede del mismo linaje clásico sativa que incluye genéticas de Afganistán, Laos, Jamaica y Hawái, aderezado con un toque de índica de montaña que le otorga un alma de ensueño.

Trasplanta la planta a la nueva maceta

Una vez que la planta sale con su cepellón, es hora de trasplantarla con cuidado a la nueva maceta. Asegúrate de que el nivel del suelo sea el mismo que el de la maceta anterior, aunque también puede estar un poco más profundo. Aprieta suavemente la tierra alrededor de la base de la planta y también da unos pequeños golpes por el exterior para que la tierra se acomode a todos los huecos.

Riega nuevamente después del trasplante

Después del trasplante, riega bien la planta y controla de cerca su progreso. La humedad inmediata ayudará a cerrar las bolsas de aire del sustrato, proporcionando un mayor contacto con las raíces y así la planta puede recuperarse más rápidamente. También querrás evitar apisonar demasiado la tierra para permitir que las raíces crezcan libre y vigorosamente.

¿Qué es el estrés del trasplante y cómo evitarlo?

Un consejo importante es evitar cambios extremos de temperatura durante el proceso de trasplante, que puede causar estrés a la planta. Además, es fundamental proporcionar un entorno estable con condiciones constantes de iluminación. Sin embargo, para cultivos de interior, trasplanta siempre en una habitación con poca luz y nunca en presencia de luz intensa.

Transplanted plant suffering from lack of irrigation
Planta 24 h después de ser trasplantada que está sufriendo estrés hídrico por falta de riego

Los cuidados posteriores adecuados son cruciales para minimizar el shock del trasplante. Esto incluye regar regularmente y proporcionar nutrientes adecuados para apoyar un crecimiento saludable. Además, algunos cultivadores descubren que el uso de una solución de trasplante puede ayudar a reducir el impacto y dar a las plantas un impulso adicional de nutrientes.

Evita mover la planta de sitio con frecuencia e intenta trasplantar tus plantas siempre dejando mínimo 2 semanas para que se recupere, así que evita comenzar una técnica de entrenamiento durante este período.

¿Necesitas trasplantar las plantas autoflorecientes?

Las automáticas suelen tener un ciclo de vida más corto y no requieren tanta atención como las plantas de cannabis fotoperiódicas. Sin embargo, si notas que la planta está superando su maceta o muestra signos de estrés, pueden trasplantarse a una maceta más grande, pero implica mucho más riesgo y es mejor no hacerlo: todo el tiempo que invierta en recuperarse de dicho trasplante será tiempo perdido de su ciclo de vida programado, por lo que lo más pragmático es siempre germinar la semilla o trasplantar la plántula a su maceta definitiva sin hacer un segundo trasplante.

A modo de resumen

Una zona de raíces sana es la clave para una planta feliz. Al trasplantar tus plantas de cannabis en el momento adecuado, podrás maximizar el crecimiento radicular y la absorción de nutrientes. Como resultado, disfrutarás de cosechas y cogollos más sabrosos. Aprender a trasplantar no es una técnica avanzada: es algo que todos los cultivadores deberían dominar. Y ahora que ya conoces la teoría. ¿Por qué no comprar semillas, empezar a cultivar cannabis y ponerla en práctica?

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Nueva, Genética americana

RS11

Desde: 29.00€

Comparte: