/es/blog/los-10-problemas-mas-habituales-de-las-plantulas-de-marihuana-y-como-solucionarlos
seedling

Los 10 problemas más habituales de las plántulas de marihuana y cómo solucionarlos

Por: Contributor Cultivo

Un cultivo de cannabis nunca es más vulnerable que en las primeras semanas después de que las semillas hayan germinado. Y es que las tiernas plántulas de marihuana pueden sufrir sobrecalentamiento, falta de alimentación, hongos letales, exceso de riego…. Sí, el cannabis es una planta vigorosa y robusta que puede soportar muchos contratiempos, pero para darle algo de ese vigor necesita una base sólida: en otras palabras, una etapa de plántula sana que le permita desarrollarse lo mejor posible.

La etapa de plántula de cannabis es el momento más sensible del proceso de cultivo. Viene después de la etapa de germinación y antes de las etapas vegetativa y de floración; y es durante esta fase clave cuando aparecen las primeras raíces reales y las hojas en abanico.

Estos brotes prosperan en condiciones moderadamente cálidas y muy húmedas; y no toleran nada bien el estrés, por lo que necesitan mucha protección para convertirse en plantas vegetativas robustas. Proporciona a tus plántulas el cariño adecuado y estarás preparado para obtener cosechas abundantes meses después.

¿Cuál es la etapa de plántula?

La fase de plántula es la segunda etapa de crecimiento del cannabis y abarca las primeras 2 o 3 semanas después de la germinación. Comienza cuando colocas una semilla germinada en un medio de cultivo y a partir de la radícula primigenia se extiende el tallo con dos hojas redondeadas que son los cotiledones, que contienen nutrientes y cuya función es permitir la alimentación de la planta recién germinada, para que haga la fotosíntesis mientras crece el primer par de hojas reales, es decir, con folíolos y cantos aserrados.

A medida que la plántula se desarrolla sobre el suelo, el sistema de raíces se expande debajo a partir de la raíz principal, que se ramifica en raíces secundarias y terciarias. Durante las 2 primeras semanas de vida, una plántula de cannabis debería incrementar considerablemente su altura y tamaño, y al final de este periodo, presentar 3-4 pares de hojas verdaderas, momento en el cual dejará de considerarse una plántula y entrará en la fase vegetativa.

¡Nuevo lanzamiento! - RS11 (Rainbow Sherbet #11)

Sumérgete en el mundo de una verdadera cepa para amantes del THC... Siendo capaz de superar el 30% de THC, RS11 (o Rainbow Sherbet #11) es un testimonio de la magia de la tierra y un recordatorio de que hay una inmensidad de belleza y misterio esperando a ser descubierta, incluso en las cosas más pequeñas.

¿Cómo se ve una plántula sana?

El crecimiento rápido y el color verde brillante son signos reveladores de una plántula sana. El tallo al principio será delgado, pero debería poder mantenerse erguido: un tallo robusto indica buena estructura celular y salud general. Las hojas deben estar ligeramente inclinadas hacia arriba buscando la luz y presentar colores verdes exuberantes que no muestran signos de decoloración, marchitez o daño.

Las plántulas bien formadas poseen patrones de crecimiento uniforme con una distribución equitativa de hojas, ramas y tallos. Esta estructura simétrica garantiza una exposición adecuada a la luz y reduce el riesgo de competencia entre las partes de la planta, lo que permite que la plántula asigne los recursos de manera óptima.

¿Qué tipos de problemas pueden sufrir las plántulas?

Pero en esas dos semanas, pueden ocurrir muchas cosas. Los problemas más comunes en las plántulas son el riego excesivo o insuficiente, los problemas de nutrientes, la temperatura o la iluminación, además de los posibles problemas con plagas y enfermedades. Todos estos son contratiempos prevenibles que un cultivador experimentado evitará efectivamente; pero en caso de que ocurran, aquí tienes las causas y las soluciones más comunes:

La cáscara de la semilla se queda pegada a los cotiledones

Causa: es posible que no hayas plantado la semilla lo suficientemente profundo en el sustrato como para que el brote se deshaga de la cáscara antes de que atraviese la superficie. O también puede ocurrir cuando el suelo está demasiado seco.

Solución: rocía la cáscara con agua y retírala con los dedos. Evita el problema plantando las semillas a una profundidad de tres veces su tamaño; es decir, planta una semilla de 5 mm a 1,5 cm o 2 cm de profundidad. Asegúrate de que la tierra permanezca constantemente húmeda mientras la semilla brota.

Lemon Haze Auto

Si buscas una experiencia de marihuana energizante y refrescante, la semilla Lemon Haze Auto es la elección perfecta para ti. Con un alto contenido de THC (+18%), Lemon Haze Auto ofrece un sabor muy cítrico y refrescante. Es muy fácil de cultivar, lo que la hace adecuada para cultivadores principiantes y experimentados por igual.

La plántula se dobla por el tallo y muere repentinamente

Causa: si una plántula sana se dobla por el tallo, se cae y se marchita aparentemente de la noche a la mañana, es probable que sean víctimas de marchitamiento fúngico, una enfermedad causada por hongos como Pythium o Rhizoctonia. El exceso de humedad o nutrientes crea condiciones que promueven este efecto llamado “damping-off”.

Solución: si bien es demasiado tarde para curar las plántulas infectadas por estos patógenos, se puede prevenir. Nunca reutilices sustratos antiguos que pueden contener esporas. Después de sembrar las semillas, espolvorea turba de sphagnum sobre la tierra u otro medio de siembra para absorber la humedad. Asegúrate de alimentar las plántulas con fertilizantes sin que haya excesos. También puedes enriquecer el suelo añadiendo microbios beneficiosos, como los hongos micorrícicos.

Los 10 problemas más habituales de las plántulas de marihuana y cómo solucionarlos
Plántula afectada por ‘damping-off’: puedes ir despidiéndote de ella

Tallos largos y delgados; y hojas diminutas

Causa: las plántulas necesitan mucha luz tan pronto como empiezan a crecer. Como las luces artificiales son menos brillantes que el sol, las plántulas intentan estirarse hacia ellas cuando están demasiado lejos de sus diminutas hojas superiores.

Solución: si estás utilizando luces fluorescentes o LED, colócalas de modo que estén a aproximadamente 10-20 cm de la parte superior de las plantas y eleva las luces a medida que crecen. Las lámparas de alta intensidad deben estar a unos 50 cm de la parte superior de las plantas; si están más cerca, las tiernas plántulas pueden quemarse. 

Hojas y tallos caídos

Causa: regar demasiado las plántulas en realidad las ahoga al privar a las raíces de aire, lo que provoca que las hojas cuelguen y los tallos comiencen a curvarse. El exceso de agua es un resultado común del cultivo de una planta pequeña en una maceta grande, porque la planta no absorbe mucha humedad cada día, por lo que la tierra del recipiente permanece empapada.

Solución: no plantes semillas en tierra para macetas, que retiene demasiada humedad. En su lugar, utiliza una mezcla que contenga turba o fibra de coco. Planta las semillas en semilleros o macetas pequeñas y prepárate para trasplantarlas a una más grande a medida que crezcan.

Plántulas tumbadas sin razón aparente

Causa: las plantas de cannabis silvestres desarrollan tallos robustos bailando suavemente con la brisa. Este flujo de aire es clave para una buena integridad estructural. Sin embargo, una ventilación muy potente puede llegar a tumbarlas, provocando dobleces en los tallos que luego impedirán que puedan volver a erguirse.

Solución: coloca un ventilador doméstico oscilante cerca de las plántulas, pero selecciona el modo con menor flujo de aire del ventilador, dirigiendo el chorro cerca de la copa de la planta. También entutorar la plántula con un pequeño palito y un cordel le dará una sujeción extra para evitar que se vean vencidas por el aire.

Purple Kush

Si buscas una semilla de marihuana que te brinde una experiencia relajante y placentera, Purple Kush es la elección perfecta para ti. Gracias a su casi 23% de THC y su predominancia indica, confiere un efecto relajante y apacible, que no te hará sentir anulado sino tranquilo y en paz.

Hojas rizadas y quebradizas

Causa: incluso unas pocas horas sin agua pueden retardar el crecimiento de las plántulas y, después de un día, puede comenzar a curvar sus hojas para conservar la humedad. Las luces de cultivo calientes y el aire seco dentro de las casas con calefacción también pueden deshidratar rápidamente las plántulas.

Solución: planta en una mezcla de sustrato que incluya perlita o vermiculita, minerales naturales que retienen la humedad y la dispersan según sea necesario. Mantén la mezcla ligeramente húmeda, pero no empapada, para que las plantas no se sequen ni se ahoguen.

Puntas de las hojas amarillas o marrones y bordes curvados hacia arriba

Causa: las temperaturas cálidas (de 23 a 26 ºC) son ideales para la germinación de las semillas, pero las plántulas tiernas pueden sobrecalentarse debido a la iluminación de alta intensidad, la falta de ventilación u otras razones, lo que hace que el follaje comience a quemarse en los bordes.

Solución: mantén tu cultivo interior a unos 20-22 ºC mientras se establecen las plántulas. Deja un ventilador soplando suavemente alrededor para que entre aire fresco y evitar que el aire estancado se caliente. 

Los 10 problemas más habituales de las plántulas de marihuana y cómo solucionarlos
Plántula sufriendo estrés por calor

Crecimiento estancado, hojas pálidas o con rayas amarillas

Causa: las semillas contienen todos los nutrientes que necesitan para germinar y desarrollar su primer par de hojas, pero después de eso es necesario proporcionarles el alimento (a no ser que la mezcla de sustrato ya lo contenga). Cuando una plántula parece haber dejado de crecer durante unos días y las hojas están pálidas o amarillas, necesita nitrógeno, el nutriente fundamental para un crecimiento verde saludable.

Solución: después de que aparezcan las dos hojas embrionarias (cotiledones), comienza a alimentar las plántulas con un fertilizante para plántulas rico en nitrógeno. Sigue las recomendaciones de dilución: el exceso de nutrientes que la plántula no puede absorber puede ser un caldo de cultivo para hongos destructivos.

Hojas violáceas y crecimiento estancado

Causa: el fósforo es otro nutriente esencial para el desarrollo de las raíces y, cuando escasea, el crecimiento de las plántulas se detiene y las hojas pueden verse teñidas de una ligera coloración verde oscuro casi azulado. También los tallos y peciolos pueden adoptar ese tono morado.

Solución: comienza a fertilizar con una fórmula nutritiva rica en fósforo después de que aparezcan las hojas. Prueba el pH de la solución nutritiva para asegurarte de que sea el adecuado para tu sistema de cultivo (suelo o hidroponía), porque si el líquido es demasiado ácido o alcalino, las plántulas no podrán absorber el fósforo.

Los 10 problemas más habituales de las plántulas de marihuana y cómo solucionarlos
Plántula con deficiencia de nutrientes o problemas de pH

Manchas amarillas o moho negro en los primeros pares de hojas

Causa: las moscas blancas o los mosquitos del sustrato son plagas comunes de los cultivos interiores que pueden alimentarse de plántulas débiles. Chupan la savia, dejando manchas amarillas. Peor aún, cuando chupan más savia de la que pueden digerir, excretan el exceso en forma de una sustancia pegajosa (llamada «melaza») en las hojas que hace que hongos saprófitos, como el moho negro (negrilla o fumagina) crezca, lo que puede impedir la fotosíntesis.

Solución: la forma más segura de proteger las plántulas es con trampas adhesivas que capturen las moscas antes de que puedan causar algún daño. Cuando las plantas crezcan un poco, podrás eliminar las plagas con jabón insecticida, aceite de neem y otros remedios biológicos para el control de plagas.

En conclusión

La etapa de plántula dura solo un par de semanas, pero como las trates durante este período tendrá un gran impacto en el producto final. Lo ideal es que tus plántulas estén en un ambiente cálido (20-25°C) y húmedo (65-70% de humedad relativa) con buena cantidad de luz y no demasiados nutrientes. Mantener las cosas simples es la mejor manera de avanzar y tus plantas te recompensarán con una cosecha abundante en el futuro. ¡Feliz crecimiento!

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Descuento -50% Nueva, Genética americana

RS11

Desde: 139.00€ 69.50€

Descuento -50% Genética americana

Purple Kush

Desde: 105.00€ 52.50€

Comparte: