Cómo germinar semillas

Cómo germinar semillas

Por: Daniel C. Cultivo

La germinación de semillas vegetales es el proceso de cultivar plantas directamente a partir de simientes, en lugar de comprar plantas ya cultivadas o hacerlo a partir de esquejes. Y, aunque parezca un proceso sencillo, es fundamental seguir unas buenas prácticas para realizarlo con éxito. Por esta razón hemos preparado esta guía en la que te explicamos paso a paso cómo lograrlo.

La siembra de semillas en interiores es un método común entre aquellos que tienen huertos o jardines en el patio trasero (o que simplemente quieren plantar una maceta en su balcón), especialmente aquellos que viven en climas más septentrionales, donde las plántulas jóvenes pueden tener dificultades para sobrevivir en condiciones frías. Germinar semillas en interior es una forma efectiva de aumentar la tasa de germinación en comparación con hacerlo al aire libre, directamente sobre la tierra.

Las semillas pueden permanecer en perfectas condiciones durante meses, e incluso años, si se conservan adecuadamente; esto se debe a que su cáscara las mantiene protegidas y en un estado latente hasta que se dan las condiciones adecuadas para poder germinar.

Para una correcta conservación de las semillas, los parámetros de humedad deberían mantenerse entre 10% y 20%, ya que a niveles inferiores podrían deshidratarse totalmente, y a niveles superiores empezarían el proceso de germinación antes de lo deseado. Es importante también que las semillas no estén expuestas a temperaturas demasiado altas, ni a cambios térmicos bruscos; por eso muchos cultivadores optan por guardarlas en la nevera.

Bajo las condiciones adecuadas, las semillas comienzan a hidratarse y activar su metabolismo hasta hincharse y abrirse, dejando salir inicialmente la radícula, la parte del embrión de la planta que al desarrollarse se transformará en la raíz principal, y sucesivamente empujando hacia la superficie la plúmula, que se transformará en el tallo y originará las hojas.

Factores a tener en cuenta para la germinación

Independientemente de la técnica utilizada, para llevar a cabo una germinación exitosa es necesario seguir algunas indicaciones fundamentales. Recuerda que tus plantas se encuentran en su primera fase de vida, y es en este momento cuando son más delicadas y vulnerables:

  • Mantén una temperatura cálida del ambiente, entre 18º C y 26º C.
  • Procura que los niveles de humedad relativa estén entre 75% y 90%.
  • Una vez las semillas hayan germinado, evita los excesos de riego.
  • Manipula las semillas lo menos posible, intentando no tocar las radículas en ningún momento y utilizando guantes de látex.

Existen unos aparatos llamados germinadores o invernaderos, de diferentes características y tamaños, específicos para llevar a cabo el proceso de germinación de forma óptima. También es muy útil, si no indispensable, disponer de un pulverizador de agua.

¿Qué métodos de germinación existen?

Existen varias formas de germinar semillas y cada cultivador elige la que le parece mejor según sus preferencias. A continuación te explicamos cómo llevar a cabo algunas de las más habituales.

Germinación de semillas en agua

Es un método utilizado con cierta frecuencia, aunque no resulta el más efectivo:

  • Coloca las semillas en un vaso o recipiente con agua templada a una temperatura de unos 23º C, y guárdalas en un lugar oscuro.
  • A partir del tercer día, las semillas deberían empezar a abrirse liberando las radículas.
  • Cuando las raíces alcancen los 3 mm de longitud, trasládalas al sustrato de cultivo previamente humedecido. Para ello hay que preparar antes unos orificios de una profundidad de 1-1,5 cm, en los que deberás colocar las semillas germinadas con delicadeza, intentando que la radícula quede mirando hacia abajo y cubriéndolas sin efectuar presión.

Servilletas de papel: un método old school que sigue vigente

Es el método quizás más utilizado, ya que asegura un buen ratio de germinación. Para ello, normalmente se emplean unas servilletas o el papel absorbente de cocina, que ayudan a mantener altos niveles de humedad.

  • Humedece unos trozos de papel y colócalos en la base plana de un recipiente que pueda ser tapado, como por ejemplo un tupperware.
  • Coloca las semillas sobre el papel húmedo, guardando un poco de distancia entre ellas, y cúbrelas con otros trozos de papel previamente humedecidos.
  • Tapa el recipiente para poder mantener la humedad, permitiendo el paso de un poco de aire (puedes hacer agujeros), para evitar la aparición de hongos y moho.
  • Guarda el recipiente en un sitio oscuro.
  • A partir del segundo día las semillas deberían empezar a abrirse, liberando las radículas.
  • Traslada las semillas germinadas al sustrato de cultivo de la misma forma explicada previamente en el anterior método.

La ventaja de esta técnica es su alto porcentaje de éxito, aunque hay que mantener las servilletas húmedas, tratando que no queden secas ni demasiado empapadas.

Cómo germinar semillas en Jiffy o lana de roca

Existen unos tacos específicos hechos de turba y/o fibra de coco llamados Jiffy, así como otros compuestos de lana de roca, que facilitan el proceso de germinación de las semillas, ya que contribuyen a mantener unos buenos niveles de humedad y tienen una estructura compacta que permite el desarrollo inicial de las raíces. Germinar semillas en ellos es muy sencillo:

  • Humedece los Jiffy o la lana de roca, manteniendo el pH entre 5.6 y 6.2.
  • Prepara unos orificios de 1 a 1,5 cm.
  • Coloca directamente la semilla.
  • Una vez germinada la semilla, la plántula puede desarrollar sus raíces en este medio y no es necesario trasplantar al sustrato hasta que no sean visibles los cotiledones (primer par de hojas).

Germinar semillas directamente en el sustrato

Este método asegura una buena eficacia si se realiza correctamente en un sustrato adecuado y sano. Los cultivadores que optan por este formato lo hacen normalmente en macetas de tamaño reducido, humedeciendo previamente el sustrato (tierra o coco) y dejando un pequeño orificio de una profundidad de 1-1,5 cm donde se coloca la semilla antes de ser cubierto. Existe la posibilidad de dejar también las semillas en remojo en agua tibia unas 12 o 24 horas antes de ser plantadas.

  • Es muy importante no presionar el sustrato para facilitar el desarrollo y la oxigenación de las primeras raíces, de esta forma la planta aparecerá en superficie a partir del tercer o cuarto día.

La ventaja de este método es que permite no tener que mover ni manipular la semilla, reduciendo los posibles factores de estrés (siempre y cuando la semilla no quede demasiado enterrada). Además, la germinación directamente en el sustrato ayuda a mantener estables las condiciones de temperatura y humedad.

Independientemente de la técnica que utilices para llevar a cabo las primeras fases de germinación, una vez que la semilla se encuentre en la maceta con el sustrato, será muy importante que mantengas bajo control los parámetros de iluminación, temperatura y humedad. Como hemos mencionado más arriba, en este estadio tus plantas son como “bebés”, y un exceso de riego, por ejemplo, podría favorecer la aparición de hongos y el marchitamiento de las primeras raíces.

Ahora que ya conoces las diferentes técnicas de germinación y qué errores debes evitar, estás preparado para empezar tu propia experiencia. ¡Te deseamos un buen comienzo!

¿Quieres ver cómo se lleva a cabo el proceso? ¡Nuestro compañero Santiago ha preparado un sencillo Reel resumiendo el proceso!

YouTube video
¿Quieres ver cómo se lleva a cabo el proceso? ¡Nuestro compañero Santiago ha preparado un sencillo Reel resumiendo el proceso!

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Gypsy Kush

Desde: 8.50€

Nueva, Genética americana

Hellfire OG

Desde: 105.00€

Nueva, Genética americana

Dream Sherbet Auto

Desde: 11.00€

Comparte: