Back to top
Wie steht's um Cannabis in Griechenland?

El hachís entró en Grecia por primera vez en el siglo XIX cuando se desarrolló la Guerra de Independencia Griega contra el imperio Otomano. Tras la guerra greco-turca, la población griega de Anatolia (más de un millón) exportó el hábito de fumar hachís, que habían adquirido de Turquía. Se establecen bares en los que la gente fuma hachís de forma abierta. 1890 es una fecha a señalar, ya que en este año se emitió el primer decreto que prohibía la importación, producción, venta y uso de cannabis y hachís por constituir una amenaza inminente para la sociedad. Desde ese año las leyes que regulan las drogas del país han sido muy severas. Tras la Primera Guerra Mundial se disparó el consumo de cannabis en el país, ya que los soldados y refugiados volvieron con este hábito. Después, tras la Segunda Guerra Mundial, la ocupación alemana trajo muchas muertes y este aumento cannábico se desvaneció.

Los pasajes de Heródoto en la Antigua Grecia

Pero mucho antes, en la Antigua Grecia, el cannabis ya era muy popular, y hay una larga historia documentada que acredita el consumo de la planta en el país. El historiador Heródoto descubrió que el cannabis se cultivaba por su fibra y también que crecía de forma silvestre en la región de Tracia. Otra de las curiosidades que halló fue que las tribus nómadas escitas que atravesaban el norte de Grecia y Asia Menor lo quemaban e inhalaban su humo para experimentar su efecto psicoactivo.

Los pasajes de Heródoto que recogen estos hechos se escribieron entre 450 y 420 a.C. Pero el conocimiento griego de la planta fue mucho más allá de su uso como fibra o como sustancia embriagante. “Los antiguos griegos usaban el cannabis como un remedio para tratar la inflamación, el dolor de oídos y el edema” (Ejemplos de conocimiento médico griego antiguo, Michael Lahanas, 2006).

Demócrito y el potamasgis

Si la fibra de cáñamo data del año 200 a.C y fue ampliamente utilizada para fabricar cuerdas, telas para velas y otros textiles ocmo cuerdas náuticas, el antiguo uso recreativo parece haber sido más limitado. El filósofo Demócrito documenta en el 460 a. C un brebaje hecho con vino, cannabis y mirra que causaba estados alucionatorios y visionarios y que se conocía como potamaugis o potamasgis. En el 70 d.C el médico Dioscórides registró el cannabis en su farmacopea y se cree que en esta época se usaba habitualmente en la medicina griega. La hoja de cannabis podía curar hemorragias nasales y sus semillas trataban la tenia o el dolor de oídos.

1987 y los tratados internacionales

La Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y la Convención sobre Sustancias Psicotrópicas de 1971 llegan a Grecia en 1987. En este año se aprobó una legislación sobre drogas que armoniza al país con los tratados internacionales. Esta legislación distinguía entre adictos y no adictos, alegando que los primeros tienen que ser tratados con más permisividad y deben recibir tratamiento sobre castigo. Los considerados no adictos no tenían tanta suerte, ya que a ellos les aplicaban castigos más severos, con penas de hasta cinco años de prisión, incluso si llevaban cantidades pequeñas.

Grandes pasos para el cannabis en Grecia, de 2011 a 2016, pasando por 2013

En el año 2011 el gobierno griego coqueteó brevemente con la idea de despenalizar el cannabis en pequeñas cantidades, pero esto nunca pasó, ni llegó a convertirse en una ley.  Según el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT), la pena por poseer, procesar o cultivar cannabis en cantidades para consumo personal es un máximo de cinco meses de prisión. Esta condena puede ser sustituida por un programa de rehabilitación u orientación.

2013 es un año significativo, ya que la ley se hace más permisiva para los usarios de distintas sustancias en Grecia. Anteriormente, un caso de posesión podía condenarse con cinco años de prisión, la pena máxima. En este año se eliminan los límites para el consumo personal que en el pasado se establecían en 2,5 g de hachís y 20 g de cannabis. En marzo de 2013 se legalizó el cultivo de variedades de cannabis que no contuvieran más del 0,2% de THC. En abril de 2016 se anunciaron e implementaron las condiciones para el cultivo de estas variedades de cannabis.

Una de las leyes más duras de Europa

Las leyes griegas siguen siendo rigurosas comparadas con los estándares europeos. El uso recreativo de cualquier tipo de droga, incluido el cannabis, puede implicar penas de prisión de hasta ocho años, si hablamos de delitos graves. Y si hablamos de un tráfico que implique a profesionales como médicos o a personas relacionadas con el crimen organizado, se puede imponer la cadena perpetua.

La legislación de 1987 fue enmendada en varias ocasiones, la primera en 1999,  para que los usuarios no fuesen tan penalizados. La enmienda de 2009 establecía un límite de posesión personal de 0,5 gramos. La enmieda de 2013 elimina los límites y deja a los tribunales la decisión de decidir si la cantidad encontrada es considerada para uso personal o no.. Sobre todo si se descubría que el objetivo era faciliar el uso personal. En estos casos se podría imponer un plazo mínimo de seis meses, que también podía ser canjeado por un sentencia suspendida o una orden de tratamiento.

Venta ilegal de cannabis

En la actualidad, las personas sorprendidas portando o consumiendo cannabis (si la cantidad que llevan es considerada por los tribunales para uso personal) pueden ser condenadas a una pena de prisión de hasta cinco meses. Traficar o distribuir pequeñas cantidades, sobre todo si consideran que esa persona es adicta o está facilitando el uso personal, puede dar lugar a sentencias mucho más laxas. Estas sentencias podían cancelarse si la persona condenada argumenta que se trata de un hecho aislado, que no volverá a ocurrir. Y el incidente no queda registrado en la ficha policial si no comete un delito parecido en cinco años. En caso de no poder demostrar que es para consumo propio, la venta y cultivo de cannabis pueden exponerse a sanciones de venta y tráfico, que puede ir desde ocho o más años de cárcel a una multa de 50.000 a 500.000 euros, o incluso 1.000.000.

Pese a su pasado represivo, parece que el nuevo gobierno de Syriza trae nuevos aires, con la legalizacíon del cáñamo industrial y desde la celebración del primer Festiva del Cannabis en mayo de 2015. Este evento congregó a cientos de activistas y usuarios cannábicos en la plaza de Syntagma de Atenas.

Confusión entre cannabis y cáñamo

En griego la palabra cannabis se refiere tanto al cáñamo como al cannabis. Y, aunque el cáñamo es completamente legal, las leyes se estaban usando para bloquear la venta de productos hechos con este material. En el año 2000, la Comisión Europea se quejó y solictó al país que levantara estas restricciones inapropiadas que constituían una barrera al libre comercio.

2017 y el cannabis medicinal

En julio de 2016 el Ministerio de Salud ya anunció que un comité científico formado por académicos, psiquiatras y otros expertos, trabajaría para ver la posibilidad de legalizar el cannabis con fines medicinales. En abril de 2017 el Ministerio anunció que se estaban tomando medidas para que los médicos pudieran prescribir cannabis para determinadas afecciones.

En junio de 2017 Grecia entró en la lista de países donde son legales los medicamentos cannábicos para uso terapéutico. El Gobierno griego aprobó un decreto ministerial que legaliza la importación y comercio de los productos farmacéuticos basados en el cannabis. El Ministerio de Sanidad griego fue el principal artífice de esta medida. El uso médico se legalizó, pero aún no se ha implementado.

Impacto positivo en la precaria economía griega

Además de los efectos positivos que tendría esta medida para los enfermos, que ya no tendrían que buscar su medicación en el mercado negro, el presidente Alexis Tsipras, señalaba el impacto positivo que tendría en la economía del país, sobre todo en los sectores primario y secundario. El gobierno también declaró que el cannabis debería reclasificarse de la Tabla A (la más restrictiva de las categorías donde están la heroína, LSD y MDMA) a la Tabla B (donde se incluyen metadona, cocaína y opio). Esta reciente ley podría impulsar la economía griega, ya que permite la creación de una industria legal de medicamentos.

Ahora que la legislación es favorable, los inversores de proyectos de cannabis miran a Grecia con interés, ya que es un país que destaca por su clima soleado y cálido, parecido al de California, y muy propicio para el cultivo cannábico. Este sector es mirado por todos como la nueva promesa para sacar al país de sus crisis económica, que ya cumple siete años.

Algunos productores han expresado su interés en inyectar más de 1.500 millones de euros en proyectos para la construcción de parques de invernadero para su cultivo y fabricación. Un único campus podría crear 400 puestos de trabajo. Se prevé que puedan surgir alrededor de 2.000 puestos de trabajo, que no se delegarían en expertos cannábicos de otros países. La idea es poder entrenar a personas desempleadas de Grecia. El primer ministro Alexis Tsipras ha declarado que confía que esta inversión estimule la recuperación económica y permita al país salir del tercer programa de rescate.

Una legalización inminente

En verano de 2017 Syriza planeaba presentar un proyecto de ley que cubriera la legalización médica para final de año. Se hablaba de cultivar una cosecha para verano de 2018. Finalmente se espera que la enmienda que defina el marco legislativo para la cultura y fabricación de productos farmacéuticos cannábicos se envíe al Parlamento durante las primeras semanas de febrero.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Hank
22/01/19

Wow

Wazeq
11/09/19

As of 11-09-2019, things don't look so good for legalization with the conservative ND party having taken over..