semillas_esquejes_principal

Diferencias entre semillas de cannabis y esquejes

Por: Redacción Cultivo

Cuando cultivas marihuana, puedes comenzar con semillas o con esquejes. Pero, ¿cuál es la diferencia? ¿Es uno mejor que el otro? Decantarse por un método u otro determinará tanto el desarrollo de las plantas y su rendimiento como los cuidados que habrá que dedicarles. Descúbrelo a continuación mientras analizamos en qué consisten estas dos opciones de cultivo.

Cultivar tu propio cannabis tiene muchas ventajas y es probablemente una de las cosas más satisfactorias que puedes hacer. Tomará tiempo y paciencia aprender a hacerlo de la manera correcta, pero con dedicación, seguramente puedes convertirlo en una verdadera pasión.

Sin embargo, antes de ponerse manos a la obra, todo se reduce a una pregunta: ¿Cómo empiezo? ¿Semilla o esqueje? Esta es una elección que todos los cultivadores de cannabis, aspirantes o profesionales, deben tomar. Y cada una tiene sus propios beneficios e inconvenientes.

¿Qué son las semillas de cannabis?

Al igual que otras plantas con flores, las plantas de cannabis hembra pueden producir semillas que presenten una variación de su propia genética. Estas semillas ovulares del tamaño de un grano de pimienta pueden plantarse y convertirse en plantas de marihuana completamente maduras.

Las semillas tardan un mes en germinar y trascender la etapa de plántula. Sin embargo, este comienzo lento sobre el suelo generalmente oculta un progreso subterráneo sustancial. Cuando se cultiva a partir de semillas, el cannabis produce una raíz pivotante que penetra profundamente en el medio de cultivo, desde donde las raíces secundarias brotan lateralmente para cubrir un área lo más amplia posible.

Esto permite que la planta acceda a la mayor cantidad de agua y nutrientes posible, con la capacidad de llegar muy lejos bajo tierra cuando no hay ninguno disponible en la superficie. Un extenso sistema de raíces también ancla las plantas al suelo, para apoyar el crecimiento vertical y evitar que sean arrancadas.

Además, la altura o la estructura de las plantas variará entre semillas de los mismos padres a medida que las plantas se adaptan a su entorno; y algunas prosperan en condiciones donde otras flaquean. Esto permite a los cultivadores seleccionar los mejores machos y hembras para la cría, de modo que las cepas se desarrollan a través de una selección (no)natural para obtener las mejores variedades de marihuana posibles.

Diferencias entre semillas de cannabis y esquejes

¿Qué son los esquejes de cannabis?

Los esquejes de cannabis son “clones” de una planta de cannabis viva, que los cultivadores llaman planta madre, por lo que comparten exactamente la misma genética que ella, proporcionando las mismas características, que se pueden reproducir multitud de veces antes de sucumbir al estrés.

Los esquejes que se toman de la misma madre deberían crecer a un ritmo similar para producir ejemplares uniformes, permitiendo maximizar el espacio para que las plantas reciban la misma cantidad de iluminación, sin que unas empequeñezcan a las otras y agoten sus recursos. Y si bien el desarrollo de los esquejes no será tan vigoroso, el resultado final es más predecible y brinda mayor certeza para, por ejemplo, los cultivos comerciales.

Estos son los conceptos básicos. Ahora, echemos un vistazo más profundo a las ventajas y desventajas de cada opción de cultivo.

Cultivo a partir de semillas de cannabis

El cultivo partiendo de semillas es la forma más tradicional de cultivar plantas de marihuana, especialmente entre los cultivadores domésticos. Pero, además, las semillas de cannabis también tienen varios beneficios que las convierten en una opción atractiva tanto para principiantes como para expertos:

  • Las semillas son más accesibles: una de las mejores cosas es lo fácil que es conseguirlas, ya que puedes comprar semillas online directamente de los bancos como Kannabia, para recibirlas discretamente por correo en tu casa.
  • Las semillas ofrecen genética más pura: son producto de la reproducción sexual, por lo que heredan características genéticas de ambos parentales, presentando cierta variación genética, por lo que puedes elegir la mejor planta o la que más te guste.
  • Puedes obtener semillas feminizadas que tienen un 99 % de posibilidades de producir plantas hembra. Esto elimina de la ecuación la preocupación por las plantas masculinas, lo que hace que usar semillas para cultivar sea más fácil que nunca.
  • Múltiples opciones de tipo de semilla. Además de los cientos de variedades de marihuana que puedes encontrar en el mercado al usar semillas feminizadas, también puedes optar por cultivar usando semillas regulares o semillas autoflorecientes.

Cultivo a partir de esquejes de marihuana

Al cultivar un esqueje en lugar de plantar una semilla, tienes una genética más garantizada, pero también hay que lidiar con un proceso de cultivo más complicado. Eso significa que, en general, podría considerarse una opción más avanzada en comparación con el uso de semillas. Aunque también tienen sus ventajas, como pueden ser:

  • Siempre obtienes la genética esperada: no hay apuestas genéticas con un esqueje, por lo que producen resultados más consistentes en términos de estructura, cannabinoides y terpenos. Esto es excelente si estás buscando resultados uniformes en un cultivo.
  • Los esquejes de las plantas madre siempre serán hembras: puedes estar tranquilo sabiendo que siempre serán plantas femeninas. Son copias genéticas exactas de su madre, por lo que no hay posibilidad de que sean machos.
  • Los esquejes son más rápidos, ya que las semillas tardan más en convertirse en una planta completamente madura porque deben pasar por cada paso del proceso de crecimiento (germinación, plántula, vegetativo y floración). Los esquejes enraizados parten del estado vegetativo, pero las semillas parten de cero.

Sin embargo, a estas ventajas de los esquejes es necesario añadirles unos inconvenientes que no tienen las semillas de marihuana, como pueden ser:

  • Pueden ser difíciles de encontrar: no todos pueden conseguir esquejes de alta calidad, que definitivamente son más difíciles de conseguir que las semillas de cannabis de alta calidad.
  • Las plantas a partir de esquejes son más delicadas. Esto se debe a que los esquejes nunca desarrollan una raíz primaria, si no que desarrollan sistemas de raíces adventicias, que son aquellas que no provienen de la radícula del embrión, sino que se originan en cualquier otro lugar de la planta. Estas raíces fibrosas carecen de una raíz pivotante central fuerte, lo que hace que los esquejes sean menos resistentes y más frágiles en comparación con las plantas de marihuana que crecieron a partir de semillas.
  • Los esquejes a veces vienen con exceso de equipaje. Si la planta madre albergaba plagas, enfermedades o moho, el esqueje también los tendrá. Y si la madre tuvo algún problema genético, el esqueje también lo tendrá, ya que es una copia genética exacta. Cuando obtengas esquejes de una fuente externa, siempre es recomendable ponerlos en cuarentena antes de permitirles el mismo espacio que a tus otras plantas.

Semillas vs esquejes: ¿Cuál es la mejor elección?

Resumiendo, podemos concluir que, si bien los esquejes son intrigantes en ciertos aspectos, cultivar cannabis a partir de semillas es más interesante, más natural y, en general, más fácil para la mayoría de personas, por lo que es ideal para quienes cultivan por primera vez.

También para muchos no produce la misma satisfacción sacar adelante una cosecha a partir de semillas que de esquejes, pues no es lo mismo ver crecer una parte de una planta madre que cultivar algo nuevo desde la simiente. Además, hay que considerar el aspecto legal: al contrario de lo que ocurre con las semillas de marihuana, cuya venta está totalmente permitida, la distribución de esquejes no está autorizada. Esto repercute en la cantidad de variedades de cannabis que podremos encontrar en el mercado.

Por tanto, siempre que compres tus semillas de cannabis en un banco de semillas de calidad como Kannabia, puedes estar seguro de obtener la mejor genética y orígenes posibles. También tendrás acceso a una mayor variedad de cepas y sabrás exactamente lo que estás plantando. Esto significa que los cultivos verdaderamente grandiosos comienzan con semillas de calidad épica. ¡Y toda la gama de semillas de Kannabia Seeds te está esperando para comprobarlo!

Kannabia Seeds Company sells to its customers a product collection, a souvenir. We cannot and we shall not give growing advice since our product is not intended for this purpose.

Kannabia accept no responsibility for any illegal use made by third parties of information published. The cultivation of cannabis for personal consumption is an activity subject to legal restrictions that vary from state to state. We recommend consultation of the legislation in force in your country of residence to avoid participation in any illegal activity.

Genética americana

Purple Kush

Desde: 8.50€

Descuento -40%

Lemon Haze Auto

Desde: 11.00€ 6.60€

Descuento -40%

Cookies Haze

Desde: 11.00€ 6.60€

Comparte: