Back to top
Nueva Zelanda dice no al cannabis recreativo

Los resultados preliminares del referéndum celebrado en Nueva Zelanda sobre la legalización del cannabis recreativo dan la victoria a los opositores de esta medida. Según muestra el Gobierno de Nueva Zelanda en su web sobre las elecciones, un 53,1% de las personas que han votado en el referéndum han rechazado la legalización del cannabis recreativo frente al 46,1% de población que ha apoyado la legalización y un 0,8% de personas cuyo voto no quedaba definido. De un total de 2,4 millones de votos recibidos, el estrecho margen de diferencia entre las dos posturas ha sido tan sólo de 167.333 votos.

La votación, celebrada el pasado 17 de octubre, coincidió con otro referéndum que trataba un tema polémico y de gran importancia en cuanto a las libertades individuales, la legalización de la eutanasia, que ha sido aprobada con una amplia mayoría: el 65,2% de los votos a favor frente al 33,8% en contra y un 1% de indefinidos. También coincidió, como se ha hecho en noviembre en Estados Unidos, con la celebración de las elecciones generales, en las que el partido hasta entonces gobernante, el Partido Laborista, ha conseguido una amplia victoria con el 49,1% de los votos.

El referéndum celebrado en Nueva Zelanda en torno al cannabis recreativo fue resultado de un acuerdo entre el Partido Laborista y el Partido Verde neozelandés que permitió al primero de estos formar gobierno en 2017. Sin embargo, no era un referéndum vinculante, dejando en manos del gobierno entrante la decisión final sobre poner en marcha un proyecto de ley para la legalización del cannabis en el caso de que en la consulta hubiera ganado el sí. El actual ministro de Justicia neozelandés afirmó el pasado 30 de octubre, casi dos semanas después de que se celebrara el referéndum y cuando aún se contaban los votos, que si ganaba la opción de legalización el Gobierno dedicaría esfuerzos a legalizar o, al menos, descriminalizar esta planta, según publica The New York Times.

 

 

El mismo periódico señala que los defensores de la legalización del cannabis se han quejado de que la primera ministra, Jacinda Ardern, del Partido Laborista, a pesar de que el referéndum nació como un acuerdo de su gobierno y que durante un debate celebrado el 30 de septiembre afirmó haber sido consumidora de cannabis durante muchos años, se negó a posicionarse sobre esta medida antes de las elecciones y no fue hasta el 30 de octubre cuando afirmó que había votado a favor de la legalización.

La propuesta rechazada en referéndum contemplaba la regulación del cultivo, venta, compra y consumo de cannabis, y establecía los 20 años como la edad mínima para el consumo legal del cannabis, que se mantendría prohibido en espacios públicos. Fijaba en 14 los gramos diarios de cannabis seco o semillas que se pueden comprar o tener en lugares públicos y permitía el cultivo de hasta dos plantas por persona y cuatro por vivienda.

Actualmente, las condenas relacionadas con el cannabis van desde los 500 dólares neozelandeses para casos de posesión hasta los 14 años de cárcel para casos de distribución o producción. El cannabis solo está permitido para uso medicinal desde que en diciembre de 2018 el Parlamento de Nueva Zelanda aprobó su legalización para el tratamiento de dolores crónicos.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.