Back to top
Macedonia del Norte podría ser el primer país de los Balcanes en legalizar el cannabis para uso recreativo

El Gobierno de Macedonia del Norte pone sobre la mesa la legalización del consumo recreativo de cannabis en todo el país, ya desde el 2016 es legal el uso medicinal de la marihuana. “La idea es permitir el consumo de marihuana en las cafeterías y en los espacios turísticos, también en la capital Skopje, con unos estándares de ventilación, y las pruebas correspondientes en cuanto al origen de la marihuana, etc”, ha afirmado el primer ministro de este país, Zoran Zaev, en una entrevista con Deutsche Welle.

Zaev ha mencionado como ejemplos Ámsterdam y Países Bajos, y subrayó que si esta legalización se lleva a cabo se hará bajo una estricta regulación, aunque el gobierno de la Unión Socialdemócrata no ha adoptado aún una decisión final sobre este asunto ya que si la mayoría de la población del país dice que no, no habrá legalización del cannabis recreativo.

La posible legalización del cannabis se plantea como una de las medidas para revitalizar la economía del país, que también ha sufrido un duro golpe por la epidemia del covid-19, pero el primer ministro macedonio ya empezó a plantear el debate sobre la regulación de la planta hace dos años.

Zaev, líder de la Unión Socialdemócrata de Macedonia, es el primer ministro de Macedonia del Norte desde agosto de 2020, cuando su partido ganó las elecciones parlamentarias. En 2017 ocupó este mismo cargo al haber sido elegido por el entonces presidente Gjorge Ivanov, pero dimitió en enero de 2020 después de que la Unión Europea expresara su rechazo a comenzar el proceso de adhesión de este país a la Unión. En esos años, el país, que había nacido como tal en 1991 en el marco de la guerra de la antigua Yugoslavia, tenía como uno de sus principales conflictos internacionales su propio nombre, que cambió del inicial República Socialista de Macedonia a República de Macedonia y, finalmente, tras un acuerdo adoptado con Grecia, a República de Macedonia del Norte.

 

 

Durante esos años, Macedonia ya inició su trayectoria en cuanto a la regulación del cannabis. En 2016, el país aprobó una ley que permitía la venta en farmacias, incluso sin prescripción médica, de aceites de cannabis con baja concentración de cannabinoides de efectos psicotrópicos y la prescripción de otros productos con mayor concentración por parte de los profesionales de la medicina para enfermos de epilepsia, VIH, o esclerosis múltiple entre otros, según el diario Balkan Insight. La medida fue aplaudida por la asociación cannábica Green Aternative pero otras organizaciones han denunciado que esta ley fue hecha a medida de los grandes grupos empresariales, dejando fuera a los pequeños productores. Tampoco se permitió el autocultivo, que al igual que la distribución ilegal, continúa castigado con condenas de uno a diez años de prisión.

El diario macedonio Republika publicó en abril de 2019 que al menos tres de las quince empresas que habían recibido licencias para producir cannabis medicinal en Macedonia estaban relacionadas con Zaev. Una de ellas es Mam, propiedad de Trajce Zaev, primo del primer ministro, que ya desde 2017 tenía cultivos de cannabis de más de 20.000 metros cuadrados en Sveti Nicole, según un informe elaborado por la asesora Bearstone Global publicado en abril de 2019. En octubre de 2019, el exministro de Asuntos Exteriores de Macedonia, Antonio Milososki, preguntó en el Parlamento sobre las conversaciones que Zaev había tenido con Mike Straumietis, el ‘millonario de la marihuana’, director de la compañía canadiense Advanced Nutrients.

“El gobierno no hace nada en secreto. Es una manipulación hablar de drogas. Mi familia tiene su propia inversión en Sveti Nikole. Se está contratando gente y el valor supera los 100 millones de euros. El mercado del cannabis medicinal es de 500 millones de euros y se espera que alcance varios billones para uso médico. Es agradable ver a un niño epiléptico volverse normal instantáneamente con el consumo de cannabis. Estábamos hablando de inversiones”, respondió entonces el primer ministro.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.