como-interactua-la-marihuana

¿Cómo interactúa la marihuana con otras sustancias que consumimos con frecuencia?

Por: Daniel C. Cultura

Sientes que sin café las mañanas serían imposibles, te gusta tomar una copa los fines de semana y a veces te ayudas de la melatonina para dormir mejor, pero… ¿Consumes cannabis? Si esta planta te acompaña en tus rutinas y quieres saber cómo interacciona con estas sustancias, en este artículo te lo contamos todo para sacar el máximo provecho a cada una de ellas.

Hablamos de interacción cuando dos sustancias actúan de forma distinta cuando se mezclan en nuestro organismo, respecto a cómo lo harían si las tomáramos por separado. Se clasifican en varios tipos según si sus efectos aumentan o disminuyen debido a la interacción:

  • Antagónica: los efectos de las sustancias se reducen cuando se toman juntas.
  • Aditiva: las sustancias tienen el mismo efecto juntas que por separado.
  • Sinérgica: la combinación de ambas sustancias hace que aumenten sus efectos respecto a cómo actuarían por separado.

Este tipo de interacciones hace que mezclar sustancias con acciones opuestas, o bien sustancias similares, no siempre resulte en el efecto deseado. A continuación describiremos los resultados más comunes que pueden darse al combinar marihuana con otras sustancias que consumimos a diario.

La marihuana y la cafeína, dos amigos destinados a entenderse

Pongamos por caso que empiezas el día con buen pie, te tomas un café y… ¿Por qué no? Algo de cannabis al estilo “wake and bake”. Es difícil describir por qué esta mezcla se siente tan bien. Pero, ¿reduce esto los efectos de la cafeína?

Tanto la marihuana como la cafeína provocan un aumento en los niveles de dopamina a través de varios mecanismos. Los hallazgos sugieren que cuando se toman al mismo tiempo, este aumento de dopamina podría ser responsable del aumento de los sentimientos de felicidad y euforia.

Pero según algunos estudios, mezclar cafeína y THC, el cannabinoide psicoactivo de la marihuana, no sería tan buena idea. Esto se debe a que la cafeína puede incrementar la capacidad del THC para mermar la memoria a corto plazo, uno de los efectos secundarios de este cannabinoide.

Esto se produce debido a la capacidad de interacción entre los receptores CB1 del sistema endocannabinoide y los receptores de adenosina, que regulan funciones neuronales, entre otras, y se asocian a la somnolencia.

Mientras el THC genera sus efectos psicoactivos mediante la activación de los receptores CB1, la cafeína produce su actividad estimulante bloqueando los receptores de adenosina. Ambos receptores modulan funciones fisiológicas muy similares e interaccionan entre ellos, potenciando los efectos secundarios del THC. Esto resulta en una mayor alteración del sistema motor y la memoria.

Sin embargo, tanto el cannabis como la cafeína son compuestos naturales. La combinación de ambos es generalmente segura y bien tolerada por la mayoría de las personas, siempre y cuando no consumas cantidades excesivas de café, ya que esto puede provocar palpitaciones cardíacas.

La marihuana y el alcohol, sinergia sin control

Llevas todo el día trabajando y es hora de la copita en el afterwork, pero te preguntas cómo afectará a tu organismo si también consumes cannabis. Hace ya unos años, un estudio estadounidense comprobó que el alcohol facilita la absorción del THC y aumenta sus efectos, por lo que se explicaría por qué los consumidores mezclan ambas sustancias con fines recreativos. Pero ojo, porque esta tampoco es la mejor combinación. 

Según un estudio publicado en 2021, mezclar marihuana y alcohol incrementa los comportamientos de riesgo y disminuye aún más la capacidad de conducción respecto a cuando se consumen por separado. Por lo que, si tienes que coger el coche para volver a casa, tal vez sea aconsejable esperar a consumir marihuana en el sofá, pues esa copita que normalmente no mermaría tus capacidades, de repente, ha multiplicado sus efectos.

Esto se debe a que ambas sustancias interaccionan de forma sinérgica, combinando sus efectos sedativos y ampliando el deterioro de la cognición y del sistema psicomotor. Además, esta mezcla también aumenta el riesgo de adicción al alcohol y la marihuana. Lo hace amplificando los mecanismos de recompensa de nuestro cerebro respecto a cuando se toman por separado.

El cannabis y la melatonina, juntos pero no revueltos

Terminas el día, pero el sueño no llega. Un remedio común a la falta de somnolencia y el insomnio es la melatonina, una hormona que producimos naturalmente en nuestro cuerpo y que puede tomarse en forma de suplemento para ayudar a conciliar el sueño. Muchos consumidores de cannabis, por otro lado, también se ayudan de esta hierba para caer en brazos de Morfeo, por lo que no es de extrañar que algunos decidan mezclar ambas sustancias buscando potenciar sus efectos. Pero… ¿Es esto lo que realmente ocurre?

Según algunos estudios, el THC fomenta la secreción natural de la melatonina en nuestro cuerpo, por lo que algunos expertos en el sueño afirman que mezclar ambas sustancias puede provocar una sobredosis de melatonina. Esto conllevaría sufrir de somnolencia en horas intempestivas, náuseas, irritabilidad, mareos y dolores de cabeza, en conjunto una sensación en absoluto placentera.

Por esta razón, se aconseja bajar la dosis de melatonina o eliminar este suplemento de tu rutina diaria si consumes marihuana al llegar la noche. Sin embargo, aunque esto es cierto para las variedades con más concentración de THC, los extractos de CBD pueden complementarse de forma distinta con la melatonina. Lo mismo ocurre con la cafeína y el alcohol, como puedes ver a continuación.

Interacciones del CBD con la cafeína, el alcohol y la melatonina

El CBD o cannabidiol es un cannabinoide no psicoactivo que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y ansiolíticas, entre muchas otras, por lo que también puede interaccionar con esas sustancias que consumimos a diario.

El CBD y la cafeína

Las propiedades ansiolíticas del CBD han generado que algunos consumidores de café hayan decidido mezclar ambas sustancias. El objetivo sería conseguir los efectos estimulantes de la cafeína sin la ansiedad que esta puede llegar a generar.

Esta nueva forma de tomar el café ha pegado fuerte en Estados Unidos, donde puede encontrarse café “manchado” con gotitas de aceite de CBD en algunas cafeterías de moda. Sin embargo, la ciencia aún no se ha pronunciado sobre la efectividad de esta combinación, por lo que deberíamos esperar a tener más datos a la hora de probar este “nuevo café americano”.

El CBD y el alcohol

Mientras el consumo de cannabis y alcohol puede aumentar la adicción, el CBD contribuye a aliviar los efectos de la abstinencia derivados del alcoholismo. Además, se cree que una administración regular de este cannabinoide ayudaría a reducir el consumo de alcohol, aunque aún se necesita más investigación al respecto.

También se ha demostrado que el CBD ayuda a reducir la incidencia de cirrosis hepática y minimiza las resacas al día siguiente. Para muchas personas que son consumidores experimentados de cannabis y saben beber de manera responsable, la mezcla ocasional de ambas sustancias no debería plantear mayores problemas.

El CBD y la melatonina

El efecto calmante del CBD parece combinarse a la perfección con la melatonina para generar un sueño profundo y placentero. Por ello, algunos estudios afirman que esta mezcla ganadora sí puede ayudar a potenciar los efectos de tu dosis diaria de melatonina.

Ello se debe a la combinación de lo mejor de ambos mundos: la capacidad de la melatonina para restablecer los ritmos circadianos y la acción analgésica del CBD, que permite una mayor relajación neuromuscular al tiempo que ayuda a disminuir la ansiedad.

Como puedes observar, solemos consumir muchas sustancias distintas combinadas de manera habitual. Pero hay que tener en cuenta que no todas las mezclas son lo que parecen y es necesario conocer sus interacciones para utilizarlas con responsabilidad. Porque una información adecuada puede incluso ayudarte a sacar el máximo provecho a tu día a día, desde que te levantas hasta el momento de acostarse.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Colombian Jack

Desde: 11.00€

Nueva, Genética americana

Dosidos

Desde: 11.00€

Nueva, Genética americana

Hellfire OG

Desde: 8.50€

Comparte: