Back to top
Irlanda da luz verde al cannabis medicinal con receta médica

Desde el pasado mes de junio, los enfermos crónicos de determinadas dolencias pueden comprar en las farmacias productos de cannabis con una receta médica, como ya está subvencionado por el Estado pueden recuperar parte de su coste, según publica Euractiv.

Según señala a esta web el parlamentario Gino Kenny, miembro del partido The People before the Profit, (el pueblo antes que el lucro, en español), que desde hace años apoya la regulación de esta planta, “esto marca un logro histórico para Irlanda” ya que ofrece esperanza a las familias que sufren una situación desesperada y que tienen que afrontar gastos prohibitivos para hacerse con estos productos e incluso acudir al mercado negro.

El cannabis para uso medicinal está legalizado en Irlanda desde diciembre de 2016, La ley contemplaba permitir el uso de cannabis medicinal para pacientes con enfermedades graves como fibromialgia o esclerosis múltiple. Ese mismo mes de diciembre de 2016, según publica Way of Leaf, el gobierno otorgó la primera licencia de uso de cannabis medicinal. Su destinatario fue un niño de dos años de edad que sufría el síndrome Dravet, un tipo de encefalopatía epiléptica de grado muy severo. Pero no le siguieron muchas más ya que en los dos años siguientes tan solo se otorgaron dos docenas de este tipo de licencias a enfermos graves.

El siguiente gran paso llegó en junio de 2019, cuando el entonces ministro de Sanidad Simon Harris puso en marcha el Programa de Acceso al Cannabis Medicinal, que funciona actualmente como programa piloto por un plazo de cinco años y que permite a los profesionales médicos prescribir tratamientos a base de cannabis a sus pacientes, aunque solo en casos de epilepsia severa, náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia y espasmos asociados a la esclerosis múltiple. Además, para poder acceder a un tratamiento de cannabis, el paciente tiene que haber intentado antes los tratamientos convencionales sin que hayan tenido resultados. Este es otro de los puntos que siguen pendientes de un cambio, según explica Kenny a Euractiv. “Si se demuestra que es efectivo, ¿por qué no ofrecerlo junto a otras opciones de tratamiento?”, se pregunta el diputado irlandés.

 

 

Sin embargo, hasta ahora, aún con el programa de acceso al cannabis aprobado, los pacientes tenían que viajar a Holanda para, con la receta de su médico, adquirir los productos de cannabis. Según publica el gobierno irlandés en un manual dirigido a médicos y pacientes usuarios de cannabis, “los productos de cannabis medicinal que cumplen con los estándares de calidad aceptados aún no han sido puestos a disposición directamente en el mercado irlandés”. Hasta entonces, el manual afirma que hacerse con estos productos dependerá del médico que los prescriba y de los pacientes, y señala una única farmacia para ello, localizada en La Haya. Un viaje que le suma cifras al coste que supone el acceso al cannabis medicinal, y que además, a raíz de la pandemia de Covid-19, se ha convertido en una misión casi imposible. Desde abril de 2020, se han aprobado los envíos de estos productos desde Países Bajos a Irlanda, pero hasta ahora las farmacias irlandesas no pueden vender estos productos.

Además, solo son tres los productos derivados del cannabis aprobados para uso medicinal en Irlanda, según muestra este mismo manual. Uno de ellos son el aceite de CBD producido por la canadiense Aurora, cuyo coste asciende a 74 dólares —62,50 euros—por un frasco de 30 mililitros; los otros dos son CannEpil, de MGC Pharmaceuticals , que tiene un precio de venta de 800 dólares —675 euros—, por un frasco de 30 mililitros y Tilray FS Oral Solution THC 10:CBD10, de la también canadiense Tilray.

Los productores agrícolas irlandeses ya han tomado nota y se han puesto en contacto con el Ministerio de Sanidad del país para impulsar un cambio legislativo que permita el cultivo de cannabis medicinal en Irlanda. Según una investigación publicada en The Times en octubre de 2020 y realizada a partir de una solicitud de libertad de información, Fintan Conway, secretario ejecutivo de la Asociación de Agricultores Irlandeses, instó a un cargo del ministerio a que el gobierno revisara los límites de THC permitidos para el cultivo de forma que así se permita expandir el sector del cannabis medicinal en el país.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.