Back to top
L'OMS recommande à l'ONU de reclasser le cannabis dans la liste des substances interdites

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha solicitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que considere la reclasificación y/o la eliminación del cannabis de las listas I y IV de sustancias más peligrosas. Lugar que ocupa junto a la heroína y otras drogas a las que se les atribuye escaso valor médico desde 1961, sin que se haya realizado una revisión que arroje alguna evidencia científica que lo demuestre, después de más de 50 años.

Hace unos años esta noticia habría parecido impensable, ya que la lista de sustancias peligrosas lleva anquilosada desde su creación en 1961 y hasta ahora parecía intocable, como la monarquía en algunos países. Sin embargo, el pasado mes de  junio, el Comité de Expertos en Farmacodependencia de la OMS celebró su cuadragésima reunión. Este encuentro tiene como objetivo revisar los Convenios de drogas con base a una evidencia científica y en esta ocasión se dedicó íntegramente a revisar el cannabis y sus componentes. Ginebra fue el punto de encuentro para activistas cannábicos de todo el mundo durante cuatro días, del 4 al 7 de junio.

Una prohibición histórica sin base científica

En 1961 se celebró la Convención sobre drogas, que incluyó al cannabis en las listas I y IV, lugar donde se encuentra también la heroína. Desde entonces, hace casi seis décadas, no se había revisado ninguna sustancia, ni se había reconsiderado si aportaba valores medicinales. Ahora la OMS ha solicitado a la ONU que reclasifique la marihuana, ya que la Agencia Antidrogas de EE.UU sigue considerando que componentes medicinales como el CBD tienen mayor riesgo de abuso que de beneficio medicinal.

Revisión de los efectos del cannabis en la salud

Tras el encuentro, los expertos del Comité enviaron una carta al Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, con las conclusiones de los cuatro días de trabajo, firmada por Tedros Adhanom Ghebreyesus, Presidente actual de la OMS.

“En la resolución 52/5 de la Comisión de Estupefacientes se señaló que los efectos del cannabis en la salud no se habían examinado recientemente y se pidió que el Comité de Expertos de la OMS en Farmacodependencia presentara un informe actualizado”, se puede leer en la carta.

Ya en el 38º encuentro del Comité de Expertos en Farmacodependencia de la OMS se puso sobre la mesa que el consumo del cannabis y sus componentes con fines médicos había aumentado y habían surgido nuevos productos farmacéuticos con marihuana. Otro de los puntos que se reconoció es que la planta nunca se había estudiado oficialmente por parte del Comité.

Examen crítico del CBD

En el último encuentro se realizó un examen crítico del cannabidiol (CBD). “El Comité recomendó que las preparaciones consideradas como CBD puro no se incluyan en las listas de las convenciones internacionales sobre fiscalización de droga”. Además se hicieron exámenes previos de la planta, la resina de cannabis, los extractos y tinturas de cannabis, el delta-9-tetrahidrocannabinol y los isómetros de THC.

La próxima reunión se celebrará en noviembre de 2018 y el Comité realizará esta vez exámenes críticos de los componentes del cannabis antes mencionados (planta y resina de cannabis; extractos y tinturas de cannabis; delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ9-THC); isómeros del THC), así como de una serie de sustancias psicoactivas nuevas, incluidos los análogos del fentanilo y otras sustancias psicoactivas.

Conclusiones favorables

Las conclusiones de este encuentro de la OMS son que el CBD “es uno de los cannabinoides naturales de la planta del cannabis” y que “no hay informes de casos de abuso ni de dependencia relacionados” con su consumo, ya que “en general, el CBD es bien tolerado y tiene un buen perfil de seguridad”. Resaltan algunos efectos adversos del cannabidiol como pérdida de apetito, diarrea o cansancio, Pero mencionan que se están investigando aplicaciones terapéuticas para diversos usos clínicos.

“Las investigaciones más avanzadas en este ámbito están en relación con el tratamiento de la epilepsia. En ensayos clínicos se ha demostrado la eficacia de un producto de CBD puro para tratar algunas formas de epilepsia, como el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet, que a menudo son resistentes a otras formas de medicación”, resaltan.

Otro de los puntos destacados en este informe mencionan que el CBD no figura de forma específica en las listas de las convenciones internacionales sobre fiscalización de drogas de las Naciones Unidas de 1961, 1971 ni 1988.

Y, sin embargo,

“si se prepara como extracto o tintura de cannabis está sujeto a fiscalizaciónn según la Lista I de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961”. Aunque no haya pruebas de que como sustancia se preste a abuso o produzca efectos nocivos. Por todo esto, el comité recomendó que no se incluyan en las listas preparaciones que se consideren como CBD puro y concluyó que hay pruebas suficientes para proceder a una revisión crítica de la planta y sus derivados.

Un gran paso para el CBD y un pequeño paso más para que el cannabis tenga luz verde y su legalización sea posible en todos los países del mundo, esperamos que muy pronto.  

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Boris Krumov
27/10/18

It is HIGH time for each and every authority to admit that the medieval-style witch-hunt on cannabis is totally wrong, and not just reschedule it but free the relationship with a flower as nothing to do with wrongdoings, globally.

Not even as of now, as of like 32450973245 years ago - they will always be late !