omega-3-key-for-cannabis

Los ácidos grasos omega-3 podrían ser la clave para obtener los máximos beneficios del cannabis

Por: Daniel C. Medicinal

Hemos oído mil veces eso de que hay que incluir más omega-3 en nuestra dieta, pero ¿sabes cómo puede potenciar los efectos del cannabis? En este artículo te contamos todo sobre los beneficios de estos ácidos grasos en nuestro sistema endocannabinoide y cómo pueden ayudarnos a sacar el máximo partido a nuestro cuerpo y mente imitando algunas propiedades del cannabis.

El omega-3 es una familia de ácidos grasos clasificados como esenciales dado que no pueden ser sintetizados por nuestro cuerpo y son necesarios para que este cumpla con sus funciones vitales. A pesar de ello, no empezamos a valorar la importancia de mantenerlos en nuestro menú hasta los años 70, cuando una investigación sobre la dieta de los esquimales de Groenlandia sacudió el mundo de la nutrición.

Esta población aclimatada al frío extremo consumía una dieta muy alta en grasas, pero tenía una incidencia muy baja de cáncer y enfermedades cardiovasculares. La respuesta se encontró en el omega-3, un grupo de ácidos grasos poliinsaturados que ingerían mediante el pescado, la carne de ballena y el lobo marino.

Además de los esquimales, la comunidad científica se dio cuenta de que otras poblaciones con una dieta basada en el pescado (como los coreanos o los japoneses) disfrutaban también de una gran salud cardiovascular, con una baja tasa de infartos y otras enfermedades como la hipertensión, la artritis reumatoide y la depresión.

Los efectos del omega-3 en el sistema endocannabinoide

Como acabamos de ver, son muchos los efectos que el omega-3 tiene en nuestro cuerpo y algunos han sido ampliamente estudiados desde que se descubriera su importancia en estas enfermedades típicas del mundo occidental. Sin embargo, su relación con el sistema endocannabinoide no se ha investigado hasta la última década.

Estas investigaciones recientes muestran que cuando consumimos cantidades adecuadas de omega-3 en nuestra dieta, nos ayuda a metabolizar más adecuadamente los cannabinoides de la planta de cannabis. De hecho, los ácidos grasos omega-3 pueden incluso ayudar al cuerpo a producir sus propios cannabinoides de manera más eficiente, lo cual es una noticia fantástica para cualquier persona que quiera mejorar su salud general o que esté tratando de curar una enfermedad.

Por ejemplo, en 2017 un equipo de la Universidad de Illinois publicó un artículo sobre cómo el omega-3 contribuye a la formación de algunos endocannabinoides y cómo estos favorecen nuestra salud a través del sistema endocannabinoide. ¿Cómo lo hace?

Antes de entrar en materia, hablemos un poco de este gran protagonista de nuestra vida y de nuestro cuerpo: el sistema endocannabinoide, un sistema neuromodulador cuyo objetivo es mantener el equilibrio del organismo en muchas de sus funciones como el alivio del dolor, el hambre, la ansiedad o la motivación. Consigue intervenir en todo ello y mucho más gracias a la regulación de los receptores celulares que lo constituyen, como el CB1 y el CB2.

Estos receptores se activan mediante los endocannabinoides, moléculas que nuestro cuerpo produce naturalmente y que forman parte de este complejo sistema de regulación.

El ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA) forman parte de los ácidos grasos de omega-3. Una vez ingeridos pueden convertirse en dos tipos de endocannabinoides (DHEA y EPEA), que regulan el sistema endocannabinoide gracias a su interacción con los receptores CB1 y CB2. Asimismo, el estudio señaló la importancia de su función en nuestra salud:

  • DHEA: exhibe propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y sinaptogénicas (creación de sinapsis o nuevas conexiones neuronales). Se ha detectado en el cerebro y en la retina a concentraciones similares a la anandamida (AEA), el endocannabinoide por excelencia.
  • EPEA: tiene propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

Los beneficios del THC sin su efecto psicoactivo

Debido a su capacidad de interacción con los receptores CB1 y CB2, el estudio asegura que estos endocannabinoides ejercen efectos similares al THC, el fitocannabinoide por excelencia del cannabis que también interacciona con estos receptores.

Numerosas investigaciones han demostrado que el THC, además de sus efectos psicoactivos, puede tener propiedades beneficiosas para la salud. Debido a sus similitudes con el THC en los mecanismos de actuación, estos endocannabinoides podrían tener la clave para tratar ciertas afecciones, aliviar el dolor e intervenir en procesos inflamatorios, evitando, eso sí, los efectos psicoactivos del tetrahidrocannabinol.

Además de generar endocannabinoides con efectos similares a los del THC, el omega-3 también puede emular las funciones de otros fitocannabinoides como el CBD.

Un estudio canadiense publicado en 2022 señaló que, así como el CBD es capaz de regular funciones neuronales y se le atribuye potencial para tratar ciertos desórdenes neuropsiquiátricos, el omega-3 desempeña funciones similares a los de este fitocannabinoide utilizando sus mismos mecanismos de actuación.

Tanto el CBD como el omega-3 se encargan de la regulación de la dopamina, un neurotransmisor que tiene un papel muy importante en el desempeño de nuestro cerebro y cuya disfunción contribuye en el desarrollo de trastornos mentales como la ansiedad, la adicción y la esquizofrenia. Además, el omega-3 actúa de forma sinérgica con el CBD, es decir, potencia sus efectos.

 ¿Cómo potencia el omega-3 los efectos del cannabis?

El estudio hace hincapié en que un aumento de omega-3 en nuestra dieta puede fomentar las vías de actuación del CBD en nuestro cerebro, aumentando la sensibilidad del receptor CB1.

De este modo, el omega-3 pone a punto el sistema endocannabinoide para que este pueda interaccionar correctamente con fitocannabinoides como el THC y el CBD, potenciando sus efectos gracias a una mayor receptividad de nuestro cuerpo a los compuestos de esta planta.

También es importante tener en cuenta que los ingredientes activos del cannabis son liposolubles, es decir, solubles en grasas, lo que significa que necesitan grasa para metabolizarse adecuadamente. Por lo tanto, comer más ácidos grasos omega-3 ayuda a que tu consumo de cannabis sea más eficiente y le ayuda a hacer su trabajo aún mejor.

El cannabis: otra fuente de omega-3

Diversos estudios han demostrado que un aumento de la ingesta de omega-3 provoca, como era de esperar, un aumento en la cantidad total de endocannabinoides derivados del omega-3 en nuestro organismo.

El cannabis, que tantas cosas en común parece tener con el omega-3, contiene también este tipo de ácidos grasos.  Un estudio publicado en 2021 sobre las aplicaciones del cannabis en la gastronomía y su potencial terapéutico señala que las semillas de cáñamo, la bebida o leche de cáñamo y el aceite de cáñamo contienen una proporción óptima de omega-6 y omega-3.

Así pues, no hace falta pasarse a la dieta coreana ni comer carne de ballena para gozar de los innumerables beneficios que nos reporta el omega-3. Además de añadir pescado, huevos, aceite de oliva o frutos secos a nuestros platos, podemos encontrar un gran aliado en estos productos derivados del cannabis para sacar el máximo partido a nuestro sistema endocannabinoide y gozar de una buena salud física y mental.

Porque no solo ayudarán a la conversión de cannabinoides en tu cuerpo, sino que los ácidos grasos omega-3 también tienen sus propias propiedades curativas, especialmente cuando se trata de combatir las enfermedades que más nos afectan.

Kannabia Seed Company vende a sus clientes un producto de colección, un souvenir. No podemos y no daremos consejos de cultivo ya que nuestro producto no está diseñado para este propósito.

Kannabia no se responsabiliza del uso indebido que terceros hagan de la información publicada. El cultivo de cannabis para consumo personal es una actividad sujeta a restricciones legales que varían de estado a estado. Recomendamos consultar la legislación vigente en su país de residencia para evitar la participación en cualquier actividad ilegal.

Edición Limitada

Amnesia Dream XL Auto

Desde: 38.00€

Mataro Blue

Desde: 11.00€

Lemon Haze Auto

Desde: 11.00€

Comparte: