Back to top
Steve DeAngelo, el activista comprometido

El pasado mes de enero Steve DeAngelo, probablemente el activista pro-cannabis mas conocido del planeta, anunciaba su salida de Harborside, la tienda de cannabis californiana en la que ha permanecido durante casi quince años desde que la fundara.

Además de fundador de Harborside, DeAngelo es también cofundador de Steep Hill, el primer laboratorio analítico dedicado a probar la pureza y la potencia del cannabis comercial, también es fundador del Arcview Group, una red de inversión en cannabis. Por si fuera poco, en 2019 concentra su energía en el Proyecto Last Prisioner, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la reforma de la justicia penal del cannabis. Esta ONG se ha fundado con el fin de liberar a todos los prisioneros, mas de 40.000 prisioneros de cannabis solo en los Estados Unidos, que se encuentran en esta situación actualmente. 

DeAngelo explica que pese a entrar en el negocio como activista y más tarde como empresario, este activismo le ha llegado a una implicación en otros aspectos colaterales al cannabis, como por ejemplo el antirracismo, el pacifismo, el activismo medioambiental o por la igualdad de salarios. “Quiero ver un sector basado en estos valores”, señala DeAngelo. 

 

 

Durante 2019, Steve DeAngelo emprendió una gira por países como Jamaica, España o Marruecos, y con México como última parada. Su objetivo: aprender todo lo posible sobre los problemas de legalización del cannabis en el mundo. Para este activista, lo que está ocurriendo en México, con la inminente creación de una legislación que dará pie al más grande mercado legal de cannabis del mundo, representa toda una revolución, pues no solo se trata de la perspectiva de oportunidades económicas, sino que también implica una transformación social que viene dada por el reconocimiento de toda una cultura que hasta ahora ha permanecido oculta y se ha venido desarrollando de manera clandestina. 

Este movimiento social, pese a carecer de nombre todavía, se caracteriza por una cohesión estructural en cuanto a objetivos y valores, con el objetivo fundamental de lograr la libertad del cannabis en México. Feminista, comprometido con el medio ambiente y la sostenibilidad, el respeto de los pueblos indígenas y un gran compromiso con la diversidad, la inclusión, la justicia económica y la igualdad son algunos de esos valores inquebrantables. 

Pero el interés de DeAngelo por esta planta ancestral no se reduce a la diversión. Su interés por la legalización de esta planta se debe a las propiedades curativas y regenerativas del cannabis, tanto para los seres humanos como para el propio planeta, así como para potenciar la prosperidad de los pueblos indígenas.

DeAngelo no se ha limitado al activismo en sus viajes por el mundo sino que también ha desarrollado actividades empresariales, pero reconoce que ya solo le interesa ayudar a aquellas empresas que comparten con él valores y ética. Considera que es fundamental la cooperación para el éxito de este movimiento por la legalización y democratización del cannabis a nivel mundial. Y para divulgar sus conocimientos y los logros de todo el mundo, se ha creado Radio Free Cannabis, con formato de podcast que ha evolucionado hasta convertirse en un programa de vídeo bisemanal. En este programa, periodistas especializados en la cultura cannábica de todo el mundo pueden informar desde cualquier lugar del planeta. 

DeAngelo no lamenta haber abandonado la tienda de productos relacionados con cannabis que él mismo fundó y ayudó a crecer. Ya que está muy satisfecho con este nuevo rumbo, centrado en su trabajo con comunidades campesinas en México, con proyectos de difusión y divulgación como Radio Free Cannabis y con su aprendizaje sobre la legislación, ya que considera que ha dado un importante paso adelante en su activismo que empezó “hace décadas en un mitin para legalizar el cannabis”.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.