Back to top
Uses of cannabis roots

Durante siglos, las raíces de cannabis se han consumido gracias a sus propiedades medicinales y terapéuticas.

Existen pocas referencias de la antigüedad sobre el cannabis, a pesar de que a lo largo de la historia de la humanidad en diferentes culturas se han venido recopilando evidencias y documentos escritos que nos hablan de las propiedades de esta planta. En tiempos de los romanos, se centraban sobre todo en la obtención de fibra para cuerdas y telas, según

algunas breves anotaciones de Lucilio, Plinio, Columela y Celso (siglo II d. C.).

Así existen documentos del año 77 d. C., donde las cualidades curativas de las raíces de cannabis fueron estudiadas por el naturalista, Plinio el Viejo. La medicina de raíces se ha venido usando desde tiempos inmemorables.

Actualmente se presta mucha más atención a las flores y hojas de cannabis, pero en la planta se puede usar todo, desde la parte superior de la planta hasta las raíces, el cannabis tiene un uso terapéutico muy beneficioso en todas sus formas.

Las raíces de cannabis se usaron para muchas afecciones, y los científicos modernos ya comienzan a mirar con más interés cómo encontrar un lugar en la medicina terapéutica para este tipo de remedios, a través de notas históricas para aprender cómo los curanderos antiguos usaron las raíces en la medicina. Llevando a cabo varios análisis químicos, se puede confirmar lo que los curanderos habían sabido y habían aplicado a sus pacientes desde la antigüedad.

Si miramos atrás, vemos que la raíz se ha venido usando poniéndola en agua para tratar la rigidez en las articulaciones, la gota y otras enfermedades relacionadas. En el siglo XVI, el potencial de las raíces de cannabis había sido estudiado por varios botánicos y herbolarios, incluido un médico y botánico alemán llamado Leonhart Fuchs, quien también afirmó que las extracciones de raíces podrían ser positivas para el tratamiento de la gota. A medida que pasaba el tiempo, los curanderos recomendaban las extracciones de raíz de cannabis para tratar la inflamación, además de la gota y problemas en las articulaciones. Obviamente, en aquellos tiempos, estas raíces no eran las únicas utilizadas en la medicina tradicional.

Algunas de las afecciones que se podrían tratar con la raíz de cannabis incluyen fiebre, inflamación, infecciones, gota, artritis, dolor en las articulaciones e incluso sangrado posparto. La historia nos dice que también se usó para enfermedades de transmisión sexual, tumores y quemaduras en la piel. Entonces, fiel a los múltiples beneficios del cannabis, las raíces de cannabis cuentan con un amplio abanico de posibilidades. En la antigüedad, se hervían y se convertían en infusión o en pomada tópica o cataplasmas que aliviaban los calambres articulares, la gota y las quemaduras. También se usaba para tratar la artritis, una enfermedad común en personas de edad avanzada.

Los estudios actuales han demostrado que los componentes de la raíz de cannabis brindan un apoyo significativo a las afirmaciones históricas y etnobotánicas de eficacia clínica. La comprensión de cómo debe prepararse y cuál es el efecto en ciertas condiciones aún necesita una investigación exhaustiva. Pero la evidencia habla por sí sola y no hace falta decir que, a lo largo de los siglos, los curanderos han demostrado que a través de la raíz de cannabis se pueden obtener múltiples beneficios medicinales.

Las principales propiedades beneficiosas de las raíces de cannabis vienen en forma de alcaloides, como cannabisativina y anhidrocannabisativina.

 

 

La friedelina es la más prominente y en este estudio, ha demostrado tener potentes efectos antinflamatorios, aunque la friedelina no se aisló de la propia planta de cannabis, sino de otra planta. Los compuestos activos conocidos por estar presentes en las raíces del cannabis son los siguientes:

  • Friedelina (Triterpenoide) - Antinflamatorio, antipirético, analgésico
  • Epifriedelanol (Triterpenoide)
  • Carvona (Monoterpene)
  • Dihidrocarvona (Monoterpenos)
  • Cannabisativina (Alcaloide)
  • Anhidrocannabisativina (Alcaloide)
  • Sitosterol (Esteroles)
  • Campesterol (Esteroles)
  • Estigmasterol (Esteroles)
  • N-(P-hidroxi-β-feniletil)-p-hidroxi-trans-cinamida (Esteroles) - Analgésico
  • Colina (Esteroles) - Puede ayudar a la función nerviosa y al desarrollo del cerebro.

Todos estos compuestos necesitan un estudio más amplio, ya que la mayor parte de la investigación se basa en extracciones hechas de otras plantas que contienen los mismos compuestos químicos y no provienen específicamente del cannabis. Sin embargo, las raíces de cannabis definitivamente han demostrado tener un alto potencial terapéutico. Hay minúsculas cantidades de cannabinoides en las raíces; tan poca que los usuarios no sentirían efecto alguno al consumirlos. Las raíces contienen un 0% de THC. Sin embargo, también está presente el hexanoil-CoA, una cadena grasa de enzimas que precede a la formación de THC. Además, los ácidos CBD, o CBDA, se han descubierto en las raíces, aunque en cantidades muy pequeñas. El CBD, está siendo estudiado a fondo y se ha utilizado eficazmente para aliviar el dolor, reducir la inflamación, aumentar el apetito y tratar las convulsiones derivadas de la epilepsia entre otras, entre muchos otros.

Para que las raíces sean buenas para el consumo, es importante que provengan de una planta saludable, cultivada en un suelo limpio y libre de minerales, o también en un sistema hidropónico. Tratar con las raíces que se han cultivado en el suelo puede ser un proceso que consume mucho tiempo y es mucho más probable que tengan sales no deseadas acumuladas a su alrededor. Los sistemas hidropónicos nos proporcionan un acceso más fácil para mantenerlas en óptima salud. Podemos comprobar fácilmente si estas son blancas y brillantes, o un marrón y viscoso de aspecto poco saludable. Después de cosechar la planta, las raíces deben lavarse con la finalidad de limpiarlas completamente. Extraerlas del suelo se logra mejor cuando el medio de cultivo está mojado evitando así que se rompan al sacar el cepellón. Se puede usar una herramienta como una paleta de mano o una pala. Luego se pueden colgar para secar en la oscuridad y para su procesamiento posterior.

Siempre es genial cuando la historia y los tiempos modernos se fusionan, especialmente cuando por fin la ciencia moderna reconoce y valora el uso de medicamentos que desde tiempos ancestrales se han venido usando, como es el caso de las raíces de cannabis, y los científicos y estudiosos lo ponen en el objetivo de sus investigaciones de nuevo. La ciencia moderna simplemente lo confirma y lo reconoce. Así evitamos dejar anclados en el olvido del paso de los tiempos valiosos conocimientos que de ninguna manera deberían ser olvidados.

Los medicamentos de origen vegetal han constituido y constituyen una parte integral de la supervivencia humana, en la actualidad este tipo de remedios continúan siendo un activo esencial muy valorado para mejorar la salud y el bienestar del ser humano y también animal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que un 80% de la población mundial depende de los medicamentos tradicionales cuyo origen es mayoritariamente vegetal. El uso de la planta de cannabis en medicina, ceremonias religiosas y ocio se remonta a cinco mil años, no es nada nuevo, sino más bien un retorno a la sabiduría ancestral. Aunque todavía existe controversia en lo que se refiere a esta planta, los investigadores continúan trabajando para obtener conocimientos técnicos y una base sólida con evidencias científicas sobre las propiedades bioquímicas y el potencial medicinal de la planta.

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

Comentarios

Kannabia seed Company vende a sus clientes un producto de colección, souvenir. No podemos ni debemos dar consejos de cultivo pues nuestro producto no está destinado a tal fin.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada. El cultivo de cannabis para el auto consumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos Estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.